CBD PARA EL ESTRÉS, LA ANSIEDAD Y LA DEPRESIÓN

El estrés, la ansiedad y la depresión son tres cosas que pueden desencadenarse entre sí y convertirse rápidamente en un círculo vicioso. Los estudios (por ejemplo, de Blessings et al. 2015) muestran que el CBD puede tener efectos beneficiosos.

Estrés

Se considera que el estrés es uno de los mayores riesgos para la salud. Afecta tanto a la psique como al cuerpo. En el peor de los casos, el estrés puede conducir a enfermedades graves. Las percepciones y el manejo del estrés pueden variar mucho de una persona a otra.

El estrés en general no es necesariamente peligroso pues depende siempre de su gravedad y duración. Puede tener diferentes síntomas. Algunos lo sienten psicológicamente como baja autoestima, depresión, insomnio o incluso cambios de humor. Otros, sin embargo, lo sienten físicamente a través de palpitaciones, fatiga o incluso sensibilidades adicionales al dolor o, en el peor de los casos, úlceras.

Estrés y Cortisol

El cortisol es una hormona del estrés producida en la corteza suprarrenal. Esta hormona tiene un efecto reductor del estrés y anti inflamatorio en el cuerpo cuando se segrega. Sin embargo, demasiado cortisol puede tener el efecto contrario y puede favorecer las infecciones o atacar el sistema inmunológico. En sí misma, la hormona del estrés es bastante inofensiva siempre y cuando se libere en pequeñas cantidades y durante un corto período de tiempo.

El cortisol se produce principalmente en grandes cantidades durante el estrés crónico y tensión constante. Sin embargo, si la tensión y la presión se vuelven demasiado altas, la producción se sale del ritmo.

  • Oferta de bienvenida
  • En Nordic Oil, actualmente estamos dando la bienvenida a nuevos clientes con un descuento para clientes nuevos del 12%.
  • Utilice el código de cupón "12NORDIC" y obtenga un 12% de descuento

Ansiedad y depresión

El miedo viene en muchas formas. Puede llevar desde nerviosismo extremo, dolor de estómago e inseguridad, hasta una fobia. Por lo general, comienza con el miedo a los problemas sociales y continúa con el miedo a llevar a cabo las tareas normales de la vida diaria.

La depresión a menudo se desarrolla a partir del estrés y los trastornos de ansiedad. Es un sentimiento de vacío y remisión. Te privan de poder sobre tu propio cuerpo y ya no te permiten realizar los deberes y tareas del día.

La depresión puede ser causada por muchas cosas, generalmente por estrés psicológico que causa desequilibrio en el cerebro. Los investigadores sugieren que las personas con depresión tienen una deficiencia de serotonina y dopamina. La señal de dopamina también se conoce como “la felicidad del cerebro”.

La liberación de este compuesto da una sensación de felicidad y gusto. La serotonina también es una sustancia mensajera que juega un papel importante en el estado de ánimo, la autoestima y muchas otras cosas, y es ahí donde el cannabidiol (CBD) puede influir.

CBD – Estrés, ansiedad y depresión

Estudios, como el de R. de Mello Schier et.al., describen el CBD como una herramienta potencial para apoyar la depresión, el estrés y la ansiedad porque puede interactuar con el sistema endocannabinoide. Este sistema consiste en receptores y neurotransmisores que ayudan a controlar la mayor parte del cuerpo.

Al introducir el CBD en el cuerpo, entra en el sistema endocannabinoide donde los receptores CB1 pueden interactuar con los cannabinoides. Durante este proceso, las neuronas de la amígdala central, donde se controla la ansiedad y el estrés, se vuelven menos activas. Normalmente, la autorregulación permite que el cuerpo mantenga su propio ritmo y nivel de cortisol, pero la presión constante perjudica gravemente la regulación. 

El CBD puede tener un efecto positivo sobre la salud y el cuerpo al permitirle regular su propia respuesta a situaciones de estrés, según un estudio de A.W. Zuardi et al. También debe recordarse que los factores externos juegan un papel en el estrés. El CBD puede hacer muchas cosas, pero desafortunadamente no puede necesariamente reducir el ajetreo diario. Como ya se ha explicado, las personas con depresión tienen una menor cantidad de agentes de señalización como la dopamina y la serotonina. Estas hormonas juegan un papel importante en términos de felicidad, autoestima, estado de ánimo y equilibrio mental. Si los receptores de estos mensajeros están finalmente agotados, esto significa que puedes padecer de depresión.

El CBD no puede curar la depresión, pero estudios como el de Russo et al. han demostrado que puede activar el receptor de serotonina, y entonces proporciona un aumento de la autoestima y un estado de ánimo positivo. En este caso, puede tener un efecto antidepresivo. Hay investigaciones adicionales que muestran que el CBD puede ser un suplemento saludable pero no una cura para la depresión.

Consulte siempre a un médico si tiene alguna duda sobre su estado mental.

¡Las circunstancias de la vida también juegan un importante papel!

Hay que recordar que las circunstancias de la vida también juegan un papel muy importante en términos de estrés, ansiedad y depresión. El CBD puede ser un suplemento realmente bueno, y es ideal para la salud del cuerpo y su equilibrio.

El CBD puede ser un buen comienzo para deshacerse del estrés, la ansiedad o la depresión. Pero también pueden ser cosas básicas en tu vida que necesitas cambiar para sentir la diferencia, porque como se ha dicho, el CBD puede hacer muchas cosas, pero hay muchas cosas que también tienes que resolver por ti mismo.

¿Qué forma de CBD me conviene más?

Hay una variedad de productos y variaciones de CBD, por lo que puede ser difícil determinar qué producto necesitas. En términos de estrés, ansiedad y depresión, los síntomas varían de persona a persona, así como el producto de CBD a utilizar. No obstante, recuerda que el CBD reacciona de manera diferente de persona a persona.

Los productos contienen diferentes cantidades de CBD (cannabidiol), que se determinan por porcentajes. Existe el aceite de CBD de 5%, 15% y 20%.

El 5% de aceite de CBD es recomendado como un suplemento alimenticio saludable para ayudar al cuerpo y mantener un equilibrio saludable si se desea empezar a probar el CBD. Para casos más fuertes se necesita una concentración al 15% o 20% de CBD.

Dosis de CBD

Se recomienda utilizar el método de escalonamiento. Empieza con 1 gota, 3 veces al día por semana, luego aumenta la cantidad a 2 gotas, tres veces al día durante otra semana. Puedes aumentar la dosis a 3-4 gotas, 3 veces al día, si 2 no son suficientes. Toma la dosis con la que te sientas más cómodo.

Si deseas obtener más información sobre la dosis, puedes leer este artículo relacionado: Dosis de CBD – ¿Cuánto CBD debo tomar?

¿Has probado el CBD? Deja tu experiencia en los comentarios. 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *