Cannabinoides y terpenos

¿Qué es el THCV?

El THCV o tetrahidrocannabivarina es un fitocannabinoide, primo del THC y comparten estructuras moleculares similares. Aunque está empezando a recibir mucha más atención por parte de los investigadores y de los consumidores de cannabis, se trata aún de un compuesto poco conocido que sólo está presente en pequeñas cantidades en algunas variedades del cannabis, pero sus características son muy interesantes desde el punto de vista médico. ¿Conseguirá el THCV ser tan popular como el THC y el CBD por sus beneficios y propiedades? Sigue leyendo.

Las investigaciones identifican a seis principales cannabinoides: THCCBDCBGCBN, CBC y THCV. Como mencionamos, el uso del THCV está ganando interés en múltiples aplicaciones y tratamientos médicos, por ejemplo, se están llevando a cabo investigaciones su uso para condiciones como trastornos neurológicos y neurodegenerativosenfermedad de parkinson, ansiedad, enfermedades óseas, enfermedades inflamatorias y más.

Así, en nuestro esfuerzo por entender y aprender sobre los cannabinoides, este artículo discutirá los siguientes aspectos, teniendo en cuenta las limitaciones de las referencias de investigación:

  • THCV: ¿Qué es? ¿Dónde se encuentra? ¿Cómo se forma?
  • THCV y el THC.
  • Interacción con el sistema endocannabinoide.
Los seis grandes cannabinoides incluyendo el THCV y sus efectos

¿Qué es el THCV?

La molécula THCV es un cannabinoide que se encuentran en el cannabis, especialmente en las variedades que crecen en lugares geográficos específicos. Por sus siglas y sus características químicas, es un compuesto muy parecido al THC o tetrahidrocannabinol, no obstante, sus efectos son diferentes. Bajo este punto, el THCV puede ser tan psicoactivo como el THC, causando una sensación igual o incluso más intensa y de mayor intensidad que este último, aunque por menos tiempo.

Entonces, ¿puede el THCV colocarte? Se dispone actualmente de muy pocos estudios sobre los efectos psicológicos del THCV pero, de acuerdo con la información de que disponemos, los efectos de la molécula del THCV varían en función de la dosis.

Oferta de bienvenida

Sólo para nuevos clientes, ofrecemos el siguiente código para un 12% de descuentoen tu primer pedido.
* Válido para todos los productos de Nordic Oil

drops
Icons/UI/fast-delivery Entrega rápida
Icons/UI/plant Hecho por la naturaleza
Icons/UI/security Pago seguro

Tanto el THC como el THCV actúan sobre los receptores CB1 y CB2 del sistema endocannabinoide del cuerpo. A dosis bajas, el THCV actúa como antagonista de los receptores CB1, en lugar de ser un agonista como el THC. Es decir, pequeñas cantidades de THCV pueden reducir el efecto psicotrópico del THC. En bajas dosis podría también neutralizar los efectos secundarios negativos del THC, como la ansiedad, la paranoia, el aumento del ritmo cardíaco e incluso el exceso de apetito. No obstante, en dosis más altas, el THCV se convierte en un agonista de los receptores CB1 (al igual que el THC), por lo que es psicoactivo en sí mismo.

El punto de ebullición del THCV es de unos 220 °C (428 °F), superior al del THC. Esto debe tenerse en cuenta al vapear concentrados con alto contenido de THCV, pues la alta temperatura puede causar que otros cannabinoides y terpenos se quemen.

¿Dónde se encuentra el THCV?

Hoy en día, las variedades más comunes contienen menos del 1% de THCV, de modo que resulta caro extraerse en grandes cantidades.

En pruebas realizadas en 2004 en donde se analizaron 157 adhesiones como muestras de dos especies de cannabis se identificaron dos biotipos de Cannabis Sativa y cuatro biotipos de Cannabis Indica sobre la base de los análisis de su variación genética y morfológica. En consecuencia, las plantas con niveles de THCV altos y/o CBDV eran típicas sólo en la variedad Cannabis Indica y las adhesiones más importantes se originaron en países de Asia (Afganistán, China, India, Nepal, Tailandia) y África (Gambia, Lesotho, Nigeria, Sudáfrica, Suazilandia).

El cultivo de cepas de cáñamo con alto contenido de THCV y bajo contenido de THC supone un nuevo desafío para los cultivadores de cannabis, si bien algunas cepas se están cultivando especialmente para contener mayores niveles de THCV y THC. Si se desea elegir una variedad para el THCV, se puede buscar una genética sativa pura, pero se debe recordar que el contenido de cannabinoides puede variar de una cosecha a otra. A su vez, ten en cuenta que las configuraciones de cultivo que simulan climas tropicales tienen más posibilidades de producir cepas ricas en THCV.

Variedades como Jack the Ripper Durban Poison, y la rara Doug’s Varin poseen algunas de las mayores cantidades de THCV. Sativas africanas como la Power Flower (una semilla de Jack the Ripper similar a la Mother Gorilla), o las descendientes de la Durban Poison (como la Royal Cookies) también pueden desarrollar cantidades notables de THCV. Pero sólo la Doug’s Varin ha sido cultivada específicamente para el THCV. En consecuencia, todavía no hay aislados de THCV, o extractos puros de THCV, en el mercado.

¿Cómo se forma el THCV?

El cannabigerol (CBG) se conoce como la madre de los cannabinoides porque varios otros cannabinoides nacen de aquí. Por ejemplo, el cannabicromeno (CBC), el cannabidiol (CBD), el tetrahidrocannabinol (THC) y otros.

Dado que el CBG se convierte en otros compuestos durante su etapa de crecimiento, en una planta completamente desarrollada sólo queda una pequeña cantidad y la extracción de CBG se vuelve un desafío.

Sin embargo, una serie correspondiente de compuestos con cadenas laterales de propilo se biosintetizan a partir del CBGV que incluyen el THCV, el CBCV (cannabivarichromeno) y el CBDV (cannabidivarina). Aún más importante, el THCV comienza a vivir como CBGVA (ácido cannabigerovarin), por lo que el CBGVA es un precursor del THCVA, CBDVA y CBCVA. Estos cannabinoides se vuelven farmacológicamente activos después del proceso de descarboxilación.

Con esto claro y al contrario de los cannabinoides mencionados, incluyendo el CBGA, el THCV no deriva de la síntesis del cannabigerol. La tetrahidrocannabivarina o THCV es el resultado de un proceso químico diferente, y su cantidad en relación con los otros cannabinoides suele ser mayor. Es importante señalar que por sí mismo, el efecto psicoactivo de este cannabinoide es muy leve. Pero al igual que con el CBD, los efectos del THCV se aprecian mejor en presencia del THC.

Toma en cuenta que sólo cuando el THC pierde su estado ácido de THCA, da un subidón psicoactivo cuando se consume. Y, el THCV produce efectos combinados de THC. En otras palabras: cuando el THCA y el THCVA se descarboxilan, pierden sus ácidos carboxílicos y se transforman en THC y THCV.

Con todo esto aún más claro, la pregunta que teniamos sobre si el THCV tiene un efecto psicoactivo debería de estar clara… Bueno, la respuesta es, ¡sí y no! Mientras que algunos estudios analizan la ausencia de efectos psicoactivos, otros afirman que una dosis alta y rica en THCV podría potenciar el efecto del THC, por lo que en conclusión, depende de la dosis y si se están consumiendo cepas ricas en THCV.En los experimentos con modelos de roedores, el THCV muestra una falta de efectos psicoactivos sobre el THC, pero podría hacer que el THC se absorba más rápido, lo que sugiere un repentino efecto psicoactivo. Algunos de los resultados positivos fueron la supresión del apetito, el aumento de la saciedad y la mejora del metabolismo. Además algunos estudios también sugieren una mejora en los niveles de azúcar en sangre, reduciendo la resistencia a la insulina.

La dosis es clave: una dosis alta podría alterar la psicoactividad en los receptores.

El THCV produce un efecto estimulante y ayuda a despejar la mente pero podría tener un efecto psicoactivo importante.

Investigación sobre el THCV

Es necesario realizar más investigaciones para estudiar las actividades farmacológicas dobles del THCV. Como, exhibe efectos agonísticos y antagónicos en los receptores CB1, CB2.

Similitudes y diferencias: THC y THCV

Consideremos dos aspectos en este punto:

  1. Los limitados estudios e investigaciones disponibles sobre el THCV no son concluyentes y están en curso,
  2. La dosis es un factor imperativo cuando se trata de determinar los efectos secundarios o las propiedades de los cannabinoides.

Teniendo esto en cuenta y sin olvidar que el estudio de esta variedad de cannabinoides se centra en modelos con animales o en modelos de nivel celular, se pueden comparar las similitudes entre el THC y el THCV:

  • Ambos compuestos son derivados del cannabis y son fitocannabinoides.
  • Ambos interactúan con los receptores CB1 y CB2. Los experimentos farmacológicos del receptor CB1 en el THCV realizados en ratones revelan que el THCV sintético se asemeja a las propiedades del THC y es un agonista parcial del receptor CB2. Pero estos resultados no son concluyentes.

Estas son algunas diferencias:

  • El THCV es un análogo del propileno del THC. En otras palabras, su molécula es del grupo de cadena lateral de propilo (tres carbonos) comparado con el grupo pentil (cinco carbonos).
  • El precursor ácido del THC es el THCA, que se deriva del CBGA. La descarboxilación (en forma de calor, luz o envejecimiento) del THCA da como resultado el THC. Por otro lado, el THCV comienza como CBGVA (ácido Cannabigerovarínico) y luego como THCVA (ácido Tetrahidrocannabivarínico). Una vez, el decarbado se convierte en THCV.
  • El THCV puede encontrarse en pequeñas cantidades en la planta de cannabis, mientras que el THC se encuentra en grandes volúmenes (en diferentes partes de la planta y abundantemente en sus tricomas).

Interacción del THCV con el sistema endocannabinoide

  • Actúa como antagonista del CB1 y como agonista parcial del CB2 inhibiendo los efectos psicotrópicos del THC, aunque en diferentes niveles.
  • Interactúa con otros receptores y canales potenciales de receptores transitorios (TRP, TRP1) para producir efectos antipsicóticos. Su potencial terapéutico sobre las funciones cognitivas, los efectos analgésicos, antiinflamatorios y anticancerígenos, las cualidades de neuroprotección, y más están siendo estudiados.

¿Es legal el THCV? ¿Puede el THCV aparecer en un test de drogas?

La legalidad del THCV no está clara en muchos países. En la Convención Internacional sobre Sustancias Psicotrópicas, el THCV no está catalogado, pero puede considerarse un equivalente del THC debido a su estructura molecular similar. Por tanto, si te encuentras en un país menos tolerante a la marihuana, podrías ser fácilmente perseguido por poseerla.

No existen controles de drogas específicos para el THCV, y no está del todo claro si el THCV se podría detectar en un control de drogas. El hecho de que la presencia de THCV en las variedades de cannabis sea normalmente baja hace que este cannabinoide no sea útil como indicador viable del consumo de cannabis. Por lo tanto, en una prueba de drogas no se debería confundir el THCV con el THC, aunque no se puede asegurar.

¿Existe un futuro para el THCV?

Si bien hay un creciente interés por el THCV, el estudio de sus efectos se ve dificultado por la escasez y las leyes obsoletas.

Es evidente el potencial que tiene, aunque, como ocurre con otros cannabinoides, se necesita mucha más investigación. Además, es posible que el THCV se convierta en una nueva sustancia recreativa por sí misma, aunque quizá no sea la mejor opción para quienes buscan evitar cualquier tipo de efectos.

¿Llegará a ser este cannabinoide tan popular como lo son el THC y el CBD en el futuro? Resulta difícil saberlo, pero nos entusiasma pensar en ello.

En resumen

  • El THCV y el THC son los principales compuestos encargados de crear los efectos psicoactivos.
  • En la etapa de crecimiento de la planta, las cantidades y cualidades diarias de cada cannabinoide, terpeno y flavonoide en la planta cambia.
  • El THCV está disponible como cannabis medicinal junto con otros cannabinoides que incluyen CBD, CBN, CBG, CBC, CBV, CBDV. Su forma purificada o aislada no está disponible actualmente para uso médico ni como producto comercializado.
  • El calor, la luz, el cultivo, las condiciones climáticas, el proceso de maduración o el envejecimiento, son algunas de las transformaciones significativas que experimenta la planta de cannabis. Esta metamorfosis produce cientos de variedades de compuestos químicos.
  • Los estudios farmacológicos están explorando el alcance y las oportunidades del THCV en la marihuana medicinal. Además, es necesario realizar más investigaciones para optimizar la dosis, las vías de administración, evaluar y estimar los efectos terapéuticos de los cannabinoides.
  • El tamaño de la muestra y la limitada evidencia son los defectos de los presentes hallazgos sobre el THCV. Los hallazgos disponibles sobre sus propiedades deben ser revisados con cautela.

Conclusión

Desde el punto de vista de cualquier consumidor, el cannabis es genuinamente una de las bendiciones de la naturaleza. A medida que aprendemos más sobre los cannabinoides individuales, llegamos a descubrir más hechos. Aunque su uso pueda parecer seductor, la experiencia individual es importante y es responsabilidad de cada uno de nosotros seguir prácticas seguras en cuanto a la dosificación para evitar efectos y sensaciones no deseadas.

Deja un comentario