Rutina de 21 días con el CBD

El diccionario de Cambridge define la palabra rutina como “una forma usual y fija de hacer las cosas”. Ahora, si te digo que tomes CBD 3 veces al día, 21 veces a la semana, 84 veces al mes, 1008 veces al año, ¿podrías encajar en esta rutina? ¡No! ¡Definitivamente no encajaría!

En este blog, me gustaría darte una nueva perspectiva para establecer una rutina que te llene de energía vital creativa que te mantenga alejado de la monotonía y el aburrimiento.

Me gustaría darte un triple objetivo. Síguelo sólo si estás completamente convencido o convencida de ello.

  1. Hazte cargo de tu rutina: cómo encontrar y establecer tu propia rutina personalizada.
  2. Rutina de CBD : cómo incorporar el CBD en tu propia rutina actual.
  3. ¡A por ello!

“Haz” que tu rutina te “pertenezca”

Establece tu propia rutina. ¡Y hazte con ella!

En nuestros días de infancia, nuestros padres establecieron nuestras rutinas como cepillarse los dientes, bañarse, estudiar, jugar, cenar, etc. Todas estas rutinas se formaron como rutinas fundamentales, que difícilmente abandonamos. De niños, sentíamos una sensación de seguridad al practicarlas.

  • Oferta de bienvenida
  • En Nordic Oil, actualmente estamos dando la bienvenida a nuevos clientes con un descuento para clientes nuevos del 12%.
  • Utilice el código de cupón "12NORDIC" y obtenga un 12% de descuento

Las necesidades de los adultos para una rutina son más sofisticadas. Tendemos a esperar valor de cada rutina para poder mantenerla. Y en general, le damos tres aspectos a este valor.

Los grandes filósofos del mundo han dejado un legado de conocimiento. Tomemos prestado algo de ellos.

Crédito de la foto Morhamedufmg

Según el filósofo francés René Descartes, quien consideró la distinción mente-cuerpo como “distinción real”, la mente y el cuerpo son realmente distintos y cada uno podría existir por sí mismo. También, la teoría del dualismo de Plutón y Aristóteles son filosofías que varias culturas aceptan y siguen.

Por lo tanto, está claro que necesitamos establecer diferentes esquemas de rutinas para la mente, el cuerpo y el alma. A partir de esta comprensión, los tres aspectos que los adultos adjuntan a una “rutina” serían:
1. Necesidades físicas
2. Necesidades emocionales
3. Necesidades psicológicas

Aunque existe una fuerte interconexión entre los tres, son distintos y necesitamos entenderlo para establecer una rutina que se ocupe del cumplimiento de cada uno de éstos aspectos.

Sólo cuando las rutinas que seguimos dan los resultados esperados nos mantenemos en ello. Si no es así, seguro que perderemos el interés y renunciaremos.

Por ejemplo, si tienes una rutina para correr 3 km cada noche. El beneficio que esperas de ella sería la salud y el buen estado físico. ¿Qué pasa si, a pesar de una rutina física pesada, no puedes dormir lo suficiente… o te sientes infeliz?

Crédito de la foto Composita

Definitivamente te falta algo de las necesidades emocionales o psicológicas, ¿no es así? Puede ser por el estrés y la presión de la vida profesional o incluso por problemas en las relaciones. ¡Esto también necesita ser arreglado!

¡¿Eso suena complicado?!

Déjame hacértelo simple. Escribe las áreas problemáticas de la vida que estás experimentando actualmente y establece una rutina que te ayude a superarlas. Recuerda separar las rutinas que pueden satisfacer los tres aspectos de tus necesidades (físico, emocional y psicológico).

Sólo tu sabes qué es lo que más te conviene. No tienes que seguir a un popular Youtuber o a una celebridad o a un experto en salud. Sé creativo, innova una nueva rutina que sea totalmente novedosa. ¡”Hazte cargo” de tu rutina!

Rutina de CBD

Habiendo establecido una rutina muy clara, déjame explicarte cómo incorporar el CBD en tu rutina.

Con la base de un cuerpo sano, la mente se libera del estrés y funciona eficazmente. La vida se vuelve más significativa. Hay una interesante investigación sobre el grado en que la práctica de una rutina se relaciona con los sentimientos de “sentido de la vida”. Según este estudio realizado para el Boletín de Personalidad y Psicología Social 2019, las autoras concluyeron que vivir una vida caracterizada por rutinas se asociaba con un mayor significado en la vida. Además, la vida no sólo tiene sentido a través de experiencias extraordinarias, sino también por la forma en que vivimos nuestra vida cotidiana.

Los suplementos para la salud pueden ser de gran ayuda para mejorar la salud que complementa la salud física y mental.

Foto de Alfonso Cerezo

Los productos y extractos de cáñamo justifican su aplicabilidad a diversas áreas del estilo de vida. Hay innumerables posibilidades de incorporar creativamente los productos de CBD en tu rutina diaria que están disponibles en forma de aceites, cápsulas, masticables, líquidos para vapeo, suplementos, cosméticos, etc.

Desde el comienzo de tu día con una taza de té tibio con infusión de CBD (o café con unas gotas de aceite de CBD), hasta el final de un día ajetreado para dormirte como un bebé, el CBD puede convertirse no sólo en una parte de tu rutina, sino también en un estilo de vida.

El valor funcional del CBD es multifacético. Profesionales de diversos ámbitos de la vida, incluyendo el atletismo y los deportes de competición, están adoptando el CBD en su rutina. Esto se debe al creciente conjunto de conocimientos sobre los diversos efectos beneficiosos que el CBD tiene en el cuerpo humano, lo que lleva a algunos cambios alentadores en la ley. La Agencia Mundial Antidopaje (AMA) eliminó al CBD de la lista de sustancias prohibidas.

Esta importante medida podría ser una de las razones por las que cada vez más personas están tomando conciencia de los productos del CBD y de sus posibles propiedades. Han incorporado el CBD en su comida diaria, incluyendo té, café, batidos, ensaladas, galletas, etc., mientras que también toman decisiones informadas sobre los cosméticos con CBD.

Crédito de la foto: Nordic Oil

¿Qué tiene de especial la rutina de los 21 días?

Según Maxwell Maltz, un cirujano plástico de los años 50, notó un patrón en sus pacientes en los que realizaba cirugías plásticas. Ya sea una cirugía realizada en la cara, la nariz o el brazo, observó que todos los pacientes mostraban una tendencia a acostumbrarse a su nuevo aspecto en 21 días.

Con una serie de observaciones y experiencias similares, Maltz propuso que toma alrededor de 21 días para que una persona se forme un nuevo hábito. Este hallazgo comenzó a influenciar a los profesionales de varios campos, junto con la publicación de su libro “Psicocibernética” sobre el cambio de comportamiento en 1960, este mito se hizo tan popular que la sociedad comenzó a circular la historia y a hacer bromas diciendo que “toma 21 días para formar un nuevo hábito”.

Maltz estaba simplemente haciendo algunas observaciones de su experiencia profesional y no una declaración que quisiera contar al mundo. Era sólo un patrón.

Crédito de la foto: Olya Adamovich

¿Recuerdas el juego del teléfono descompuesto? Aunque es un juego de construcción de equipo lleno de diversión, la moraleja del juego es entender cómo la comunicación indirecta corrompe la información simple. Se juega en la escuela para enseñar a los niños los efectos nocivos de la propagación de los cotilleos.

Por lo tanto, no hay una regla rígida que diga que se necesitan 21 días para establecer una rutina que hay que fijar. Los factores sociales, culturales, emocionales, psicológicos, geográficos también influyen en la composición mental de una persona.

Entonces, ¿cuánto tiempo toma realmente comenzar un nuevo hábito y hacerlo rutinario?

Según un estudio de Phillippa Lally, una investigadora de psicología de la salud, publicado en el European Journal of Social Psychology, estudió a 96 personas durante 12 semanas para observar cuánto tiempo tardaban en formar un nuevo hábito y eran capaces de mantenerlo.

Observando desde el estudio, desde el más simple de los hábitos rutinarios hasta el más complejo, los resultados del estudio indicaron que tomó más de 2 meses hasta 254 días, o incluso más. Dependía de la persona y las circunstancias individuales.

Ahora entiendes el punto, ¡”Hazte cargo” de tu “propia rutina”! 😊

Establece tus expectativas, y sigue trabajando en ello. No te preocupes por atenerte a ningún número o forzarte a seguirlo estrictamente. No tienes que ser tan duro contigo mismo. ¡Relájate! ¡Tómalo con calma! Eso es lo que el CBD te regala al principio.

Tómate un día a la vez, trata de organizarlo de la mejor manera posible para ser feliz. ¡Intenta esto todos los días! Incluso si fallas o fallas un día, no importa. ¡Levántate y vuelve al camino! 👏

Crédito de la foto: Jacqueline Macou

En resumen y como he compartido, algunos enfoques lógicos y pragmáticos para establecer tus rutinas, son: 1) empezar a incorporar el CBD como parte de tu dieta; y 2) observar los cambios corporales y psicológicos que experimentas. Te sentirás más relajado, con una mejor calidad de sueño, cambiarás a un modo de auto-introspección, y mejorarás tu relación hacia ti mismo.

Notas importantes si eres principiante para establecer tu rutina con el CBD:

Crédito de la foto: Nordic Oil

¡Esperamos escuchar tu historia de rutina de CBD 😉!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *