Cannabis Sativa – Tu Guía de Variedades de Sativa
Califica esta publicación

¿Qué es Cannabis Sativa?

La mayoría de los incipientes entusiastas del cannabis notan que éste se divide en tres grupos diferentes: Sativa, Indica e Híbrido. Un híbrido es una combinación de Sativa e Indica. Sativa, Indica e Híbrido pertenecen a la misma especie con el mismo nombre científico designado para las tres. Cannabis Sativa es también conocida como Cannabis Sativa L. La letra “L” que se le implica a Linnaeus, quién fue el hombre que dió el primer nombre a la especie.

Cannabis Sativa tiene una característica conocida de crecer alto con hojas estrechas. La Sativa es encontrada en Tailandia, Colombia, México y algunos países del sudeste asiático (ya que estos son los países de origen). El Cannabis Sativa normalmente prospera en climas muy cálidos.

Cuando se cultivan en el exterior, las plantas de Cannabis Sativa pueden alcanzar alturas extraordinarias de hasta 20 pies. Tienen períodos de vegetación que son mucho más largos que los de su especie prima Indica. Una planta Sativa puede tardar entre 10 y 16 semanas en madurar una vez que comienzan a florecer.

Por otro lado, se sabe que las cepas de Indica son cortas y tupidas, junto con efectos sedantes. El nombre, Indica, suena en inglés como “en el sofá”, y esto hace que la gente la recuerde fácilmente. Esta variedad es ideal para la noche porque es adecuada para la relajación. La hoja de Indica es generalmente más gorda, a diferencia de la hoja estrecha de la variedad Sativa. La Indica es originaria de Nepal, Afganistán y de la región del Hindu Kush de la India.

Las plantas de Cannabis Sativa típicamente producen un rendimiento mucho más elevado que el de las variedades Indica (3 onzas a 1 libra por planta), y esto se debe a que los periodos de vegetación son muy largos. Pero cuando se trata del porcentaje de THC, es mucho más bajo que el de la Indica en promedio, alrededor del 12-16%. La mayoría de las variedades de Landrace Sativa a menudo son difíciles de cultivar en el interior debido a su largo período de floración. Por esta razón, muchas plantas de Sativa a menudo se cruzan con su especie prima de Indica para reducir su tiempo de floración, así como su altura, lo que hace que su cultivo en interiores sea factible.

Efectos de la Sativa en el cuerpo

Cuando se trata de cepas de Sativa altas con alto THC y bajo CBD, el efecto Sativa es muy cerebral. La estimulación de un subidón de Sativa es perfecta para cualquiera que prefiera consumir cannabis durante el día. Para algunas personas que consumen cepas de Sativa con alto contenido de THC, los pensamientos rápidos, así como la estimulación mental en espiral asociada con una cepa de Sativa, pueden en realidad aumentar su ansiedad. Esta es la razón por las que las personas que están predispuestas a los ataques de ansiedad a menudo se decantan por cepas altas de CBD. Luego, el paciente puede sentir un estado de alerta dominante de Sativa con una euforia leve.

Beneficios médicos de las cepas de Sativa

En general, para las personas que consumen cepas de Sativa, los beneficios médicos que disfrutan van desde aliviar el dolor de cabeza y migraña, hasta aliviar la depresión, además de servir como tratamiento para el Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad (TDAH), y otras enfermedades del comportamiento que se pueden llegar a padecer. Las cepas de Sativa también se saben que son muy eficaces en la estimulación del apetito, por lo que son perfectas para las personas que padecen de anorexia, cáncer u otras formas de trastornos alimenticios.

Del mismo modo, después de consumir las cepas de Sativa, los usuarios experimentan una sensación más fuerte de relajación mental y física en la mayoría de los casos, además de un aumento del apetito, reducción del dolor y un mejor sueño. Para los usuarios de la cepa de Sativa, ésta produce una placentera sensación de “doparse” junto con un estado de ánimo estimulante y energizante. La Sativa también proporciona un impulso a la creatividad y a la imaginación de sus usuarios, siendo esta la razón principal por la que es la favorita de muchos exitosos artistas, músicos y creadores.

En general, los beneficios médicos de la marihuana de la cepa Sativa son muy preferibles, efectivos y mucho más seguros que la mayoría de los medicamentos farmacéuticos primarios. Las cepas de Sativa trabajan sobre todo en la mente en lugar del cuerpo, produciendo una euforia positiva. Es común que los usuarios de la variedad Sativa se rían incontroladamente o sonrían.

Cepas de Sativa y THC:

Todas las cepas de cannabis tienen beneficios medicinales, propias de cada una. Algunas cepas contienen un porcentaje muy alto de una sustancia conocida como Tetrahidrocannabinol (THC), el principal compuesto psicoactivo que es activo en las plantas de cannabis. Cuando se trata de los efectos que una cepa de Sativa en particular ejerce sobre sus usuarios, el THC no es el principal factor determinante. Sin embargo, tener un conocimiento profundo de la composición genética de la Sativa – es una buena manera de empezar para las personas que desean dar sentido a las opciones disponibles para ellos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *