CBD para la Adicción
Califica esta publicación

A lo largo de los años, el cannabis ha estado bajo el escrutinio de muchos gobiernos. Muchos países han legalizado el cáñamo y algunos, lamentablemente, aún no lo han hecho. La planta de cáñamo es legal en la mayoría de los países porque la investigación ha demostrado que tiene muchos beneficios para la salud del cuerpo humano. La principal ventaja de la planta de cáñamo es su baja concentración de THC y otros componentes que hacen que el cannabis presente algunos efectos psicoactivos. En lugar de THC, la planta de cáñamo tiene mas concentración de cannabinoides que son útiles para el funcionamiento del cuerpo. Estudios han demostrado que el CBD presente en la planta de cáñamo es capaz de curar muchas enfermedades, incluyendo la adicción.

La mayoría de las asociaciones médicas definen la adicción como una enfermedad. Al igual que la diabetes, el cáncer y las enfermedades cardíacas, la adicción es causada por una combinación de factores conductuales, ambientales y biológicos. Los factores de riesgo genéticos representan aproximadamente la mitad de la probabilidad de que alguien pueda luchar contra la adicción. Las consecuencias de la adicción no tratada a menudo incluyen otros trastornos de salud física y mental que requieren atención médica. Si no se trata a tiempo, la adicción se vuelve más grave, incapacitante y potencialmente mortal.

 

¿Qué es la Adicción?

La mayoría de la gente no lo sabe, pero la adicción a las drogas y al alcohol es en realidad una enfermedad. Es una enfermedad cerebral caracterizada por una dependencia física y psicológica a las drogas y al alcohol, a pesar de sus efectos nocivos. Las personas adictas son plenamente conscientes de su problema, pero les resulta extremadamente difícil detener el consumo a las drogas y al alcohol. Se dice que la causa principal de la adicción a estas sustancias es el abuso prolongado de ambas. El uso indebido de drogas se desencadena por diversas razones, como la presión de los compañeros y amigos, depresión y el aumento de la disponibilidad de las drogas. La drogadicción también se ha descrito como una enfermedad recurrente, ya que muchos pacientes a menudo vuelven a caer en el pozo de la adicción si el tratamiento no es eficaz.

En Estados Unidos, la adicción a los opiáceos fue declarada una enfermedad de salud pública por el presidente Trump en el 2017. Desde entonces, se le ha denominado como la Crisis de los Opioides. En el 2015, más de 20,101 muertes fueron causadas por sobredosis de analgésicos recetados. Otras 12,990 muertes se atribuyeron a sobredosis de heroína. En el 2016, el Departamento de Salud y Servicios Humanos de los Estados Unidos, registró 42,000 muertes atribuidas a sobredosis de opiáceos. Estas estadísticas son sin duda alarmantes.

En los últimos años, los investigadores han estado estudiando el Cannabidiol (CBD), un compuesto que se encuentra en el Cannabis y que se cree podría ser un tratamiento muy efectivo para la adicción a las sustancias. Esto, a pesar de que la Administración para el Control de Drogas (DEA) de los Estados Unidos, la clasifica como droga de la Lista 1, lo que implica que se considera que tiene una gran capacidad de uso indebido. Sin embargo, 29 Estados han legalizado el uso de marihuana medicinal.

Te puedes estar preguntando, ¿cómo puede un componente encontrado en una droga, ayudar con la adicción a las drogas? Bueno, se cree que el CBD tiene la capacidad de modificar las vías neurales en el cerebro de un adicto para ayudar a disminuir los antojos y los síntomas de abstinencia.

¿Por qué usar el CBD para tratar la adicción?

Puede ser una sorpresa, pero el CBD ya ha demostrado ser una causa exitosa de tratamiento para varias otras dolencias. Se ha registrado que es eficaz para controlar las crisis epilépticas, reducir la inflamación y ayudar a aliviar el dolor crónico. El CBD también se ha utilizado para ayudar a reducir los efectos de la quimioterapia, como las náuseas, en pacientes con cáncer.

Quizás una de las principales razones por las que el CBD funciona bien como tratamiento para la adicción es porque no es psicoactivo. Esto significa que a diferencia del THC (Tetrahidrocannabinol), que es el componente responsable de la sensación de euforia mientras se consume marihuana, el CBD te ofrece sus beneficios para la salud sin drogarte. Curiosamente, también se ha descubierto que el CBD neutraliza los efectos psicoactivos del THC. Como se indicó anteriormente, el CBD funciona modificando las vías neurales en el cerebro de un adicto para reducir los antojos y los síntomas de abstinencia. Esto significa que los adictos que se someten a un tratamiento con CBD no anhelan la droga y, como tal, tienen un bajo riesgo de recaída.

Beneficios de usar el CBD para tratar la adicción

El CBD ofrece una lista interminable de beneficios como tratamiento a la adicción. En primer lugar, ayuda a reducir los antojos de los adictos, lo que lo convierte en un gran contraatacante a las recaídas, incluso cuando los adictos están expuestos a factores desencadenantes a su adicción. Esta es una gran ventaja, ya que se dice que el 85% de los adictos al alcohol y a los opiáceos en recuperación recaen un año después del tratamiento. También ayuda a reducir los síntomas de abstinencia de los adictos a los opiáceos.

En segundo lugar, el CBD tiene la capacidad de reducir los niveles de ansiedad en los adictos a los opiáceos. Se dice que tiene efectos terapéuticos en los adictos a los opiáceos, lo que reduce sus niveles de ansiedad y, en consecuencia, reduce la posibilidad de recaída. Los científicos han acreditado que también tiene la capacidad de activar el receptor de serotonina 5HT1-A en el cerebro, lo que explica sus efectos de mejora del estado de ánimo.

Por último, a diferencia de otras drogas como OxyContin y Vicodin, el CBD no es adictivo.

Efectos secundarios del uso del CBD

Aunque el CBD se considera generalmente seguro, algunas personas experimentarán algunos efectos secundarios. Los efectos secundarios incluyen náuseas, diarrea, somnolencia, cambio de apetito y sequedad en la boca. Sin embargo, los síntomas son raros y no tan graves como los causados por los medicamentos convencionales utilizados para tratar la adicción.

Dosis de CBD

Cada persona es diferente y la reacción de cada uno ante el CBD es diferente. La dosis recomendada de cada producto puede diferir enormemente, creando cierta confusión. La dosis puede ser diferente dependiendo del porcentaje de aceite CBD que se esté usando. En promedio, 25mg de CBD al día es efectivo para la mayoría de las personas. Para síntomas fuertes, la dosis puede incrementarse lentamente durante una semana hasta que los síntomas mejoren. Esto, por supuesto, es diferente para cada paciente y debe ser monitoreado. Para más detalles sobre la dosis, consulta nuestro post sobre la dosis de CBD.

¿Cómo puedo usar el CBD para tratar la adicción?

El CBD se ofrece actualmente en diferentes formas, desde aceites, tabletas, vapores e incluso comestibles. Se ha demostrado que el aceite de CBD es la opción preferida por muchas personas, sin embargo, es mejor que elijas la forma con la que te sientas mas cómodo usándolo.

Historias de éxito

Che* (nombre ficticio), fue puesto en tratamiento tomando Oxytocin, el cual contiene opioides, para ayudar a reducir su dolor después de dislocarse un disco de la columna vertebral. Sin embargo, su médico le retiró la prescripción una vez que se dio cuenta de la adicción de Che al medicamento, ya que estaba abusando de el. Che encontró otras formas de acceder al medicamento, lo que le llevo a una batalla de siete años contra la adicción a los opiáceos. Che intentó fumar marihuana, pero su compulsión ante los opiáceos persistió. Luego probó el CBD, que desde entonces ha demostrado ser efectivo para Che. Él dice que su prescripción de 33mg una vez al día en forma de cápsulas, ha reducido sus antojos enteramente y ha vuelto su vida a la normalidad.

¿Qué dice la investigación sobre el CBD para la adicción?

Un estudio reciente sobre el CBD realizado por Friedbert Weiss reportó resultados positivos en el uso del CBD para tratar la adicción. El estudio se llevó a cabo en ratas con adicción condicionada a la cocaína o al alcohol. A las ratas se les administró un gel tópico que contenía CBD diariamente durante una semana antes de ser examinadas para ver como reaccionan a cualquiera de los desencadenantes comunes de las recaídas de la adicción.

Las ratas pasaron las pruebas, indicando que eran menos propensas a recaer, incluso cuando eran provocadas. Adicionalmente, las ratas que estaban en tratamiento con CBD mostraron una reducción de la ansiedad y la impulsividad – ambas características de la adicción. La investigación fue más que exitosa al probar que el CBD es una forma efectiva de curar la adicción.

En conclusión, sin un tratamiento de prevención de recaídas de drogas a largo plazo, el sueño de un adicto a alcanzar la sobriedad sigue siendo sólo eso, un sueño. Sin embargo, el aceite de CBD ofrece a los adictos la solución a largo plazo que necesitan.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *