CBD para la Hepatitis
Califica esta publicación

CBD es un acrónimo para Cannabidioil. Este es un compuesto constituyente encontrado en el cáñamo y marihuana que no tiene los efectos intoxicantes y adictivos asociados con otros derivados de la marihuana como el Tetrahidrocannabinol (THC). Debido a esto, es legal venderlo y usarlo en muchos países alrededor del mundo.

 

¿Qué es la Hepatitis?

La Hepatitis es una condición que se define como la inflación del hígado. Esta enfermedad es causada principalmente por una infección viral, aunque, existen otras causas probables que la provocan. Estas causas incluyen el consumo de sustancias tóxicas, por ejemplo, alcohol, drogas o medicamentos y enfermedades autoinmunes.

La Hepatitis autoinmune ocurre cuando el cuerpo crea anti organismos contra los tejidos del hígado. La hepatitis puede causar cirrosis hepática, insuficiencia hepática e incluso cáncer.
Esta enfermedad es transmitida principalmente cuando una persona no infectada bebe agua o ingiere comida que ha sido contaminada con eses de un individuo infectado. También puede extenderse cuando sangre, semen o cualquier otro fluido corporal de un individuo infectado es pasado a un individuo no infectado. Existen cinco tipos de infección. El tipo de Hepatitis D ocurre solo cuando la Hepatitis B ha estado presente.

¿Por qué el CBD ayuda a tratar la Hepatitis?

En años recientes, el CBD o Cannabidiol ha demostrado ser efectivo para el tratamiento de muchas variedades de enfermedades en laboratorios y ensayos clínicos. De acuerdo a un estudio realizado por investigadores de la Universidad de Carolina del Sur, el CBD puede ser usado como tratamiento para la Hepatitis. El CBD interactúa con el Sistema Endocannabinoide (SEC) en nuestro cuerpo para ofrecer un alivio a los síntomas de la hepatitis autoinmune y viral.

Investigaciones han descubierto que los receptores pueden ser activados para reducir la inflamación hepática que detienen la cirrosis.

Por ejemplo, cuando el Cannabidioil se asocia con el receptor CB2, este ayuda a reducir la inflación de un hígado gordo, promoviendo también su regeneración. El CBD ayuda aliviando el dolor de las enfermedades hepáticas y los efectos secundarios causados por su tratamiento.

¿Cuáles son los beneficios del uso de CBD para tratar la Hepatitis?

Usar aceite de CBD como una forma de tratar la Hepatitis tiene muchos beneficios. El CBD protege al hígado de heridas graves. Una prueba realizada con ratones reveló los efectos del tratamiento de hepatitis con CBD. Los resultados demostraron una disminución al daño hepático.

Un estudio usando este método reveló que el CBD tiene un impacto directo en las citosina pro-inflamatorias. El CBD sofoca las citosinas inflamatorias que protegen contra algún daño. Esto incrementa la durabilidad de los tejidos del hígado, ya que se continúa filtrando los desechos y toxinas de la sangre.

El CBD también es conocido por ser un excelente antioxidante. La oxidación es un proceso dañino que ocurre como una consecuencia, cuando las encimas del hígado descomponen las sustancias no deseadas encontradas en la sangre. Antioxidantes como el CBD ayudan a prevenir este proceso de oxidación. El hígado humano asimila las moléculas encontradas en nuestra sangre y empieza el proceso de degradación, terminado por nuestros riñones por medio de la producción de orina. Este proceso crea radicales libres que actúan como oxidantes. Estos radicales pueden causar daños a las células humanas a través de inflación debido a su reactividad.

El uso de CBD ayuda separando estos compuestos peligrosos que pueden reaccionar con moles cruciales o estructuras de ADN. Cuando el CBD se ata con los radicales libres, ayuda a prevenir cualquier daño que pudiese surgir de la atadura con estructuras de células importantes. Los radicales libres se acumulan alrededor del hígado, ejerciendo así presión en las células hepáticas. Los cannabinoides, por lo tanto, actúan como vigilantes entre el hígado y el peligro causado por las consecuencias de la oxidación.

¿Cuáles son los efectos secundarios del uso de CBD para tratar la hepatitis?

Mientras que el CBD es generalmente considerado como seguro, algunas personas pueden experimentar algunos efectos secundarios. Estos efectos incluyen náuseas, diarrea, somnolencia, cambios en el apetito y sequedad en la boca. Los síntomas son escasos, sin embargo, no son tan severos como los causados por las drogas convencionales usadas para tratar la hepatitis.

La dosis de CBD para la Hepatitis

Cada persona es diferente y las reacciones de cada uno al CBD son diferentes. La dosis recomendada de cada producto puede diferir enormemente de persona a persona, creando confusión. Esta dosis puede ser diferente dependiendo del porcentaje de aceite de CBD que se este usando. En promedio, 25mg de CBD al día es efectivo para la mayoría de personas. Encontrar la dosis correcta ayuda a conseguir una recuperación rápida, mientras que una mala dosis puede significar una no mejoría.

Cada persona requiere una dosis especifica y personalizada determinada por un par de factores. El personal médico que chequea la salud de una persona puede ofrecer recomendaciones sobre cuanto CBD usar. Otra manera de identificar la mejor dosis es experimentando. Sin embargo, se debe empezar con el nivel de dosis más bajo. Durante el proceso de experimentación, se requiere que una persona permanezca bajo un tratamiento particular por algunos días, para así determinar los resultados que ésta dosis específica está dando. Para más detalles sobre dosis, consulta nuestro post sobre dosis de CBD.

¿Cómo puedo usar CBD para tratar la Hepatitis?

El aceite de CBD es consumido vía oral, poniendo gotas debajo de la lengua y sosteniéndolo hasta que sea totalmente absorbido. Es importante no tragarlo enseguida, si no que, esperar hasta que este sea absorbido. Esto hace el proceso digestivo y de absorción mucho más fácil. También es posible tomarlo en capsulas o mezclarlo con alguna bebida.

Otros métodos de consumo del aceite de CBD es por medio de vaporización. Así, puede ser consumido usando un inhalador. Este método es uno de los más rápidos con efectos instantáneos. Sin embargo, no lo vaporices si padeces de asma o cualquier otra enfermedad pulmonar, o si eres un principiante, ya que las primeras veces podría ser mucho para tu cuerpo dada su función instantánea.

Historias de éxito de personas usando CBD para trata la Hepatitis

Muchas personas han elogiado el uso de CBD para el tratamiento de varios tipos de hepatitis. *Shawn, quien tiene Hepatitis y VIH ha descrito como ha probado diferentes medicamentos para disminuir el dolor y peligro causado por la Hepatitis. Él asegura que, aunque los doctores han logrado contralar el VIH, ha sido difícil controlar la Hepatitis C. Sin embargo, extractos derivados de la planta de Cannabis han hecho posible disminuir los efectos causados por la enfermedad.

Shawn describe a la planta como un regalo de Dios hacia nosotros y recomienda a cualquiera padeciendo de Hepatitis probar su uso. Él también reconoce el valor que tiene el uso del aceite de CBD para el tratamiento de la Hepatitis.

¿Qué dicen las investigaciones acerca del CBD para el tratamiento de la Hepatitis?

La nueva investigación con respecto a los efectos de CBD trae esperanza a personas que padecen Hepatitis. Muchos estudios están mostrando que el Cannabis será la ayuda que las personas que padecen Hepatitis están buscando. Si bien, muchos efectos secundarios pueden acompañar el tratamiento, las ventajas de esta medicación eclipsa los efectos secundarios.

Investigaciones mas extensivas muestran que el aceite de CBD puede ser mejorado y desarrollado aún más para el tratamiento de Hepatitis B, así como también, como un tratamiento antiinflamatorio para controlar la Hepatitis B. Estas podrían ser buenas noticias para las personas que están sufriendo cirrosis, sabiendo que existe una cura potencial para esta enfermedad.

*Algunos nombres y detalles especificas han sido cambiados para proteger la privacidad de los individuos.  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *