¿Es legal el CBD en mi país?
Califica esta publicación

La legalidad del cannabis para uso médico o como suplemento dietético varía según el país. Las leyes de cannabis alrededor del mundo pueden variar en términos de posesión, distribución, cultivo, cómo se puede consumir y para qué condiciones médicas se puede utilizar.

El consumo de cannabis con fines recreativos está prohibido en la mayoría de los países del mundo. Muchos países alrededor del mundo han adaptado una política de despenalización para hacer de la simple posesión una ofensa no criminal. Otros tienen penas mucho más severas. Por ejemplo, en algunos países asiáticos la posesión de cannabis puede dar lugar a penas de prisión de varios años. En la mayoría de los países de Oriente Medio, la posesión de cantidades muy pequeñas puede resultar en castigos más severos.

La diferencia entre el cáñamo y la marihuana

Mientras que la mayoría de nosotros entendemos la diferencia entre CBD y THC, hay otra diferencia menos conocida, pero muy importante cuando se trata de la legalidad del CBD, y esa es la diferencia entre la marihuana y el cáñamo.

Es un hecho que la marihuana y el cáñamo son miembros de la familia del cannabis. Sin embargo, hay una diferencia importante entre los dos. La diferencia más crucial entre ellos es la cantidad de CBD y THC (Tetrahidrocannabinol) que cada planta produce. Una planta de marihuana puede contener hasta un 30% de THC. En otras palabras, la marihuana es la planta que da los efectos eufóricos y psicoactivos. La planta de cáñamo no contiene más del 0,3% de THC. Esto hace que sea casi imposible sentirse drogado por el consumo de cáñamo. Esta es la razón por la que el cáñamo es legal en la mayoría de los países y seguro para las personas mayores, los niños e incluso las mascotas.

La legalidad del CBD

El CBD derivado del cáñamo es legal en la mayoría de los países. El CBD también se encuentra en la planta de marihuana. El CBD derivado de la marihuana no es legal en la mayoría de los países porque el crecimiento y el cultivo de la marihuana no son legales. El CBD derivado del cáñamo no tiene efectos psicoactivos, por lo que la compra, venta o posesión de productos de cáñamo de CBD son completamente legales en la mayoría de lugares.

Debido a que el cáñamo a veces se confunde con la marihuana, todavía existe cierto estigma hacia el CBD derivada del cáñamo. Sin embargo, desde una perspectiva legal, el CBD derivado del cáñamo es completamente legal y la posesión no debería causar ningún problema legal en la mayoría de los países.

Situación legal del CBD en todo el mundo

Los países que han legalizado efectivamente tanto la marihuana recreativa como el cannabis medicinal son Canadá, Georgia, España y Uruguay. En los Estados Unidos, 9 Estados y el Distrito de Columbia han legalizado el uso recreativo de la marihuana. Para sorpresa de muchos, la marihuana no es legal en los Países Bajos. La posesión sigue siendo ilegal, pero es sólo tolerable la posesión y la venta de esta en las cafeterías designadas.

La lista de países que han legalizado el uso médico del cannabis es mucho más larga. Estos países incluyen:

Australia
Canadá
Chile
Colombia
Alemania
Grecia
Israel
Los Países Bajos
Perú
Polonia
Reino Unido

Otros países tienen leyes más restrictivas que sólo permiten el uso de ciertos cannabinoides como el CBD. En los Estados Unidos, 31 estados y el Distrito de Columbia han legalizado el uso médico de la marihuana. En Europa, las leyes de marihuana y cannabis difieren de un país a otro. Según la legislación de la UE, los productos de CBD no pueden contener más de 0,2% de THC. Esto aplica a todos los países de la Unión Europea.

Alemania

En Alemania, se prescribe cannabis medicinal para pacientes “gravemente enfermos”. La ley no define exactamente lo que significa “enfermedad grave”. En la mayoría de los casos, la marihuana medicinal (que contiene THC) se prescribe a quienes sufren de esclerosis múltiple, dolor crónico, pérdida grave del apetito o náuseas por la quimioterapia. Los productos de cáñamo se pueden comprar en las tiendas sin receta médica. El aceite de cáñamo y cualquier otro producto derivado del cáñamo son completamente legales para todos los fines en Alemania.

Dinamarca

En Dinamarca, la posesión de aceite de cáñamo es legal si el contenido de THC es inferior al 0,2%. El aceite de cáñamo está clasificado como medicamento, lo que significa que los daneses necesitarán una receta de su proveedor de atención médica para comprar aceite de cáñamo. Hay una excepción para los productos tópicos de CBD como las cremas y los bálsamos labiales. Estos no requieren receta médica.

Suecia

Suecia tiene algunas de las leyes de drogas más restrictivas de Europa. En la actualidad, no existen leyes específicas sobre el CBD en Suecia todavía, por lo que el CBD se encuentra en una zona gris. El CBD no está clasificado como medicina, pero la agencia médica está trabajando actualmente en su clasificación como medicina. Clasificar el CBD como un medicamento necesita ser juzgado primero en la corte y el proceso tomará mucho tiempo.

Según la legislación de la UE, los productos de CBD no pueden contener más de 0,2% de THC y esto también se aplica a Suecia. La gente en Suecia puede comprar productos de CBD libremente si tienen menos de 0,2% de THC y son derivados del cáñamo CBD. La única diferencia es que los productos de CBD en Suecia no mencionan nada sobre los efectos positivos para la salud, ya que no están clasificados como medicamentos. Al igual que Dinamarca, hay una excepción para los productos tópicos del CBD, como las cremas y los bálsamos labiales, que pueden comercializarse de cualquier forma.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *