Las propiedades antioxidantes del CBD
Califica esta publicación

Probablemente has escuchado que los antioxidantes son buenos para tu salud. ¿Por qué se alienta a las personas a comer alimentos ricos en antioxidantes? ¿Qué son exactamente estas sustancias? ¿De qué le sirven al cuerpo?

En pocas palabras, los antioxidantes son sustancias que inhiben la oxidación y reducen el estrés oxidativo. La oxidación es el proceso por el cuál se generan desechos durante las reacciones del cuerpo. Este proceso también conduce a la creación de radicales libres. El cuerpo produce algunos antioxidantes, como el glutatión (también glutationa) y CoQ10, pero no siempre son suficientes para prevenir la formación de radicales libres. Esto es especialmente cierto a medida que uno envejece, que es cuando el estrés oxidativo aumenta significativamente. Por eso es importante obtener sufiencites antioxidantes de otras fuentes.

¿Cómo puede el oxígeno ser peligroso?

El oxígeno es a menudo sinónimo de vida, y con razón. Por lo tanto, uno puede entender por qué tú podrías estar desconcertado por la idea de que el oxígeno podría ser peligroso para tu salud. Desafortunadamente, sin embargo, esto a veces puede ser el caso.

Comprender cómo el oxígeno puede poner en peligro tu bienestar requiere una pequeña lección de química. El oxígeno está considerado como una de las sustancias más reactivas. Esto tiene mucho que ver con su estructura atómica. Un átomo de oxígeno tiene seis electrones en su capa más externa. Para estar estable, sólo necesita ganar dos electrones, lo que explica por qué el oxígeno reacciona fácilmente con otros elementos, como el hidrógeno, igualmente reactivo. 

¿Qué son los radicales libres?

Los antioxidantes nos protegen del daño de los radicales libres. La respuesta del cuerpo para controlar el daño causado por los radicales libres es producir antioxidantes. El oxígeno se produce como un subproducto en varias reacciones químicas dentro del cuerpo. Dada su naturaleza altamente reactiva, se combina fácilmente con otros elementos del cuerpo, lo que conduce a la creación de radicales libres totalmente dañinos.

Los radicales libres destruyen las células robando electrones de otras proteínas. A veces, pueden incluso dañar el ADN. La peor parte de los radicales libres es que una vez que roban electrones de otras células, desestabilizan las células que desestabilizan otras células. En resumen, comienzan un efecto dominó que causa estragos en todo el cuerpo.

Aunque todo el proceso comienza con la creación de oxígeno como subproducto de varios procesos corporales, el estrés oxidativo no siempre es malo. En realidad, es el proceso por el cual el cuerpo aniquila las células defectuosas para proteger al resto. Sólo se convierte en un problema cuando se exagera, como cuando los radicales libres se mueven por el cuerpo robando oxígeno y destruyendo un gran número de células.

¿Cómo contienen exactamente los antioxidantes la situación?

Los antioxidantes son extremadamente estables y pueden permitirse emitir una molécula de oxígeno sin volverse inestables. Aglutinan los radicales libres rebeldes, neutralizándolos y poniendo fin a los daños causados.

Probablemente has oído decir que los radicales libres son los culpables de un gran número de condiciones asociadas con la vejez. A menudo se culpan a estos radicales libres de enfermedades como la Enfermedad de Parkinson, el Alzheimer y la Inflamación Crónica. Tal vez te preguntes por qué es así. Como ya se ha señalado, nuestros cuerpos producen menos antioxidantes a medida que envejecemos. Esto significa que los radicales libres pueden causar estragos en el cuerpo sin ser neutralizados. Pueden atacar cualquier número de sistemas corporales y causar daños incalculables allí.

Además, hay radicales libres que se crean debido a la exposición a contaminantes como el humo del cigarrillo e incluso el estrés emocional. A medida que envejeces, estás más expuestos a estos radicales libres a niveles tóxicos, dejándote más vulnerable a diversas enfermedades.

CBD como antioxidante

Durante mucho tiempo, las Vitaminas C y E fueron consideradas como uno de los antioxidantes más fuertes. Además de comer alimentos ricos en estas vitaminas, la gente también recurrió a los suplementos, en un esfuerzo por obtener más antioxidantes. Nuevas investigaciones están surgiendo, mostrando que los cannabinoides no sólo son buenos, si no que además, son la fuente más rica de antioxidantes conocida por el hombre. Interesante, ¿verdad?.

¿Cómo saben esto, te preguntarás? La estructura del CBD contiene un átomo de oxígeno libre. Este es el átomo que se dona a los radicales libres, neutralizándolos. Es este átomo de oxígeno libre el que le da al CBD su propiedad antioxidante, y el que lo hace excelente para deshacerse de los radicales libres.

También se ha demostrado que el CBD tiene propiedades neuro-protectoras. Estas propiedades protegen al cuerpo contra innumerables enfermedades neurodegenerativas.

Investigación sobre el CBD como antioxidante

Se han realizado varios estudios para mostrar las propiedades antioxidantes del CBD. En un estudio realizado en ratas, se encontró que el CBD reduce significativamente la toxicidad de los hidroperóxidos en las neuronas. Otro estudio concluyó que el CBD como antioxidante era un 30%-50% más fuerte que las dos Vitaminas C y E.

En otro estudio publicado por la Revista Británica de Farmacología, se encontró que el CBD reduce la inflamación causada por la inyección de amiloide, que es la proteína que está asociada con la muerte de las células que causan el Alzheimer. También se demostró que el CBD reduce la toxicidad en ratas que fueron expuestas a altos niveles de glutamato, un neurotransmisor excitador.

Conclusión

Los antioxidantes son sin duda inmensamente importantes para el cuerpo. Sin suficientes de estos, el cuerpo queda a merced de los radicales libres, que pueden causar un daño inmenso. Los antioxidantes actúan proporcionando átomos de oxígeno que los radicales libres siempre buscan. Una vez que los radicales libres obtienen los electrones adicionales, dejan de robar el oxígeno de las células vecinas, terminando así el ciclo de destrucción que iniciaron.

Hay muchos alimentos que se sabe que son ricos en antioxidantes, particularmente aquellos ricos en Vitamina C y E. Otra fuente rica de antioxidantes es el CBD. Hay muchos estudios que prueban cuán rico es el CBD en antioxidantes. En realidad, es más rico que la fuente tradicionalmente conocida de antioxidantes.

Lo mejor de todo es que el CBD también ayuda a proteger el sistema nervioso. Se ha demostrado que tiene propiedades neuro-protectoras igualmente fuertes que mantienen a raya a las enfermedades neurodegenerativas. Con el CBD, tú puedes reducir en gran medida tus probabilidades de padecer una gran variedad de enfermedades, que van desde el Parkinson hasta el Alzheimer, e incluso, el cáncer. ¿Por qué no lo pruebas hoy?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *