¿Pueden los perros tener alergia al polen?

Un perro se tumba en la hierba y muerde una pelota rosa.

Puede resultar extraño de creer, pero un perro puede sufrir alergia al polen. Aunque no es muy común, esta afección puede afectar a la salud de tu animal, por lo que es importante estar informado sobre el tema, ya que puede afectar a todo tipo de razas.

Qué hacer si un perro padece alergia al polen:

  • Consultar al veterinario.
  • Probar remedios naturales como los suplementos de ácidos grasos esenciales.
  • Ajustar los horarios de paseo de tu mascota e intentar que el polen no entre en casa en la medida de lo posible.

Los perros y las alergias

Si padeces este problema, entenderás los problemas que conllevan las alergias al polen. Seguro que ya has experimentado reacciones como el goteo nasal y los estornudos. Estas molestias son típicas en personas, pero ¿qué pasa con nuestro can? Sigue leyendo para conocer los síntomas, las causas y las opciones de tratamiento disponibles. .

¿Puede un perro desarrollar alergia al polen?

Al igual que los humanos, tu can pueden padecer este tipo de problema, siendo estornudos, picazón, secreción nasal y picor de ojos los signos más habituales. Los científicos aún no han encontrado una cura para las alergias, pero existen medicamentos tópicos que pueden ser recetados por el veterinario. En cualquier caso, la aplicación de estas sustancias en la zona afectada, ayudará a tu animal a sobrellevar los efectos causados por los síntomas de las alergias.

Algunos síntomas asociados a este tipo de alergias son:

  • Nariz roja y goteante
  • Somnolencia
  • Patas hinchadas
  • Picazón en la piel
  • Ojos irritados y llorosos
  • Rascarse o morderse en diversas zonas del cuerpo

Asegúrate que estos síntomas se deben a una alergia al polen y no están causados por otros factores como pulgas, picaduras de insectos, o alimentos dañinos para tu animal.

Consejos para ayudar a prevenir o reducir los síntomas

Actualmente no existe una cura para combatir la alergia al polen en perros. Sin embargo, puedes hacer varias cosas tanto para prevenir como para aliviar los síntomas, y así ayudarle a mejorar su calidad de vida. Lo primero de la lista es llevarla a pasear a primera hora de la mañana o a última de la tarde. El recuento de polen es más bajo durante las tardes y las primeras horas de la mañana, especialmente en primavera.

También, y a modo de prevención, puedes intentar mantener limpio el oído de tu perro para evitar irritaciones. Si tu perro ya tiene fiebre, consigue unas toallitas medicinales y límpiale bien los oídos y las zonas adyacentes. Eso ayudará a aliviar el picor cuando aparezca la irritación.

Después de un paseo, y una vez en casa, puedes intentar limpiar la piel de tu perro con un paño húmedo para eliminar el polen. En caso de que tu mascota haya entrado en contacto con algo de polen durante el paseo, es conveniente limpiarlo antes de que pase a su cuerpo.

Otros consejos para prevenir las alergias son:

  • Cerrar las ventanas durante el día para evitar que con el aire entre cualquier tipo de sustancia de los árboles y las plantas.
  • Reducir el tiempo que el perro pasa al aire libre (ya sea en el jardín, o dando paseos) para salvaguardarlo del polen de los árboles.
  • Lavar la ropa de cama de manera regular.
  • Aspirar la casa con regularidad.
  • Desparasitar a tu mascota con frecuencia para mejorar su salud. Comprobar la ausencia de pulgas y otros parásitos.

¿Qué se puede dar a los perros para tratar la alergia al polen?

Lo primero en la lista de remedios para la alergia al polen en los perros son los tratamientos tópicos con elementos medicinales. Estos tratamientos pueden incluir sprays para la piel del perro, cremas y champús medicados. Aunque este método puede tardar en funcionar, la constancia pronto dará resultados en el tratamiento. La aplicación de gotas medicinales para los oídos y los ojos es igualmente un método efectivo. Este tipo de gotas contienen elementos que ayudarán a suprimir las alergias y ayudarán a reducir las molestias.

Los suplementos de ácidos grasos esenciales para perros también pueden ayudar a tratar la alergia al polen. Los suplementos de ácidos grasos ayudan a aumentar el sistema inmunológico de tu perro, lo que puede ayudar a suprimir la infección.

Los medicamentos como los esteroides también pueden ayudar con la alergia al polen. Los esteroides ayudarán a reducir la reacción inmunitaria y, por tanto, tu perro presentará menos síntomas.

Dependiendo de la gravedad de la afección, algunos veterinarios pueden recomendar un tratamiento de inmunoterapia para ayudar a aliviar los síntomas de la alergia canina.

¿Pueden los perros tomar antihistamínicos para humanos?

La mayoría de los propietarios de mascotas suelen pensar que el tratamiento adecuado para la alergia al polen en los perros es darles medicamentos para humanos pese a que el sistema de su animal no está preparado para ello. Aunque los veterinarios no suelen recomendarlo, algunos cánidos pueden tolerar la medicación antihistamínica. No obstante, siempre hay que consultar con un veterinario autorizado y sólo administrar la medicación bajo su consejo.

Los antihistamínicos de uso humano están especialmente concebidos para el uso humano y no para tratar la alergia en perros. Los antihistamínicos son normalmente seguros, pero pueden provocar un efecto de somnolencia en tu animal. Además de la somnolencia, algunos perros pueden volverse hiperactivos como efecto secundario. Algunos medicamentos antihistamínicos pueden contener ingredientes adicionales, como descongestionantes, que no son en absoluto seguros para tu can.

El elemento descongestionante puede resultar tóxico para tu perro y complicar aún más la alergia canina. Por eso siempre es bueno leer las instrucciones antes de administrar cualquier sustancia a tu compañero de cuatro patas.

Además, es conveniente que visites a tu veterinario antes de administrarle cualquier antihistamínico. El veterinario puede recomendar un fármaco alternativo, o uno con efectos secundarios mínimos.

Remedios naturales para la alergia canina

Aparte de las soluciones farmacéuticas, también puedes utilizar algunos remedios naturales para tratar las alergias, siendo los más comunes:

  • El aceite de pescado y la cúrcuma: son conocidos por sus elementos antiinflamatorios. El tratamiento de tu perro con estos remedios puede suavizar los síntomas.
  • Aloe Vera: el aloe tiene componentes beneficiosos para la piel y ayudará a evitar que tu animal se rasque en la zona irritada. Sin embargo, asegúrate de que esté en forma de gel para aplicarlo en las partes de la piel afectadas.
  • Infusión de tomillo: este remedio ayuda a ralentizar el progreso de la reacción y calma la piel del perro. Es el más adecuado para las patas.
  • Aceite de coco: el aceite de coco contiene elementos antibacterianos que suprimen la sensación de picor en la piel. Disminuirá la respuesta alérgica y ayudará a una pronta recuperación.

Conclusión

Como verás, existen diferentes remedios para manejar y controlar la alergia al polen en perros. Presta atención a los diferentes tipos de vegetación que pueden causar esta reacción. Sigue los consejos expuestos en este artículo, y antes de proceder a la compra de cualquier medicamento, consulta primero con un veterinario.

Regresar al blog