+34 932 2013 28 (09:00 - 16:00 / LUN- VIE)
Excelente - 5 estrellas
3-5 días hábiles de entrega
¡No te pierdas nuestras ofertas 3 POR 2!

Suplementos de CBD

9 Productos

Nuestra selección de Suplementos de CBD

9 Productos

Suplementos de CBD

Suplementos de CBD

Algunos suplementos de CBD de Nordic Oil tienen una fórmula liposomal única que ayuda a proteger las sustancias útiles para que no sean descompuestas por las enzimas digestivas al pasar por el cuerpo. Tanto si se trata de alimentos como de suplementos, es indispensable una mayor biodisponibilidad y al combinar con el CBD, podemos ofrecer una biodisponibilidad aún mayor. Cada producto de CBD tiene un método único de aplicación y entrega de los cannabinoides deseados en tu sistema. Los suplementos existen en varias formas, como gomitas, cápsulas, líquidos que contienen CBD, vitaminas y minerales. Aunque la demanda de suplementos está muy extendida en el mercado, no existe un acuerdo universal para clasificar los productos en suplementos, productos naturales para la salud, suplementos dietéticos o suplementos alimenticios. Esto se debe a las diferencias en el marco legal regulatorio de cada país. Por ejemplo, un producto reconocido como suplemento dietético en un país puede clasificarse en la "categoría regulada" en otro. Esta incompatibilidad entre la ciencia y la ley es bastante evidente, ¿no? Así que nos proponemos a ayudarte de la mejor manera posible para que tomes decisiones informadas. En Nordic Oil, nuestro compromiso de concienciar, educar a la gente y hacer que el CBD sea más accesible está en la vanguardia de nuestra ética y resuena en nuestros productos innovadores y de alta calidad. Recomendamos tomarse un tiempo para investigar, comprender y tomar decisiones informadas al comprar productos de CBD de Nordic Oil. A continuación encontrarás un resumen más detallado de los suplementos de CBD.

¿Qué son los suplementos?

Los suplementos son productos destinados a complementar nuestras necesidades nutricionales, independientemente de los alimentos. Las necesidades nutricionales de las personas varían en función del sexo, la edad, la ocupación, el metabolismo y las condiciones de salud, entre otras cosas. Por eso nos preguntamos a menudo: ¿cuántos nutrientes necesita el cuerpo? ¿Qué parte de esta cantidad ya la aportan los alimentos que ingerimos? ¿Qué cantidad absorbe realmente el cuerpo? Estas preguntas nos dan una pista sobre lo que necesita el cuerpo, pero que a menudo no se suministra en cantidades saludables. Por ello, los suplementos pueden ayudar a cerrar la brecha y proporcionar nutrientes esenciales, con el fin de corregir las deficiencias y ayudar al cuerpo a mantenerse saludable.

Ejemplos de suplementos

Un suplemento diseñados para su consumo por vía oral se presentan en diversas formas fácilmente consumibles, como cápsulas, comprimidos, aceites, productos masticables, polvos, jarabes, barritas nutricionales, entre otros. Además de los suplementos dietéticos, también hay otros suplementos que se absorben a través de distintas vías de administración, pasando directamente al torrente sanguíneo, con el fin de suministrar nutrientes para un propósito más específico. Algunos ejemplos son los aerosoles nasales, las gotas para los ojos, las cremas y los parches, entre otros. En general, la función de estos suplementos es aportar macro, micro y fitonutrientes. Las proteínas, las grasas, las vitaminas, los minerales, los prebióticos y los aminoácidos pertenecen a esta categoría.

¿Qué son los suplementos herbales?

Los productos derivados de las plantas y las hierbas, como los aceites, las semillas, las raíces, las flores y las bayas, suelen denominarse suplementos herbales. Cada vez más personas reconocen la importancia culinaria y terapéutica de las hierbas en nuestra dieta diaria. Los suplementos a base de hierbas que contienen vitaminas y minerales están disponibles en forma de cápsulas, aceites, extractos, tinturas, concentrados y líquidos. Aquí se puede incluir el aceite de CBD o cannabidiol.

¿Qué es el CBD?

El CBD es uno de los "cannabinoides" presentes de forma natural en la planta de cannabis. En términos sencillos, El CBD es uno de los cannabinoides naturales de la planta de cannabis pero también son compuestos químicos activos que están presentes en muchas plantas. Sin embargo, el término cannabinoide suele asociarse a un solo tipo de planta: la planta de cannabis. El cannabidiol (o CBD, como muchos de vosotros lo conoceréis), es uno de los cannabinoides más popularizados e investigados. Hasta ahora, la investigación ha permitido descubrir más de 500 ingredientes químicos naturales del cannabis indentificándose menos de un centenar de cannabinoides. Entre ellos, el cannabidiol CBD y el tetrahidrocannabinol THC, sin embargo, todavía hay mucho conocimiento que obtener de los cannabinoides no identificados. Otros cannabinoides de la planta de cannabis, que ya han sido identificados e investigados, son el CBN, el THCV, el CBG, el CBC, el CBL y muchos más. Cada uno de estos cannabinoides posee diferentes cualidades debido a sus distintas estructuras químicas, de las cuales el THC y el CBD son las más estudiadas. Especialmente el THC, debido a sus propiedades psicoactivas o efectos embriagadores cuando se consume en altas cantidades. Pero, a diferencia del THC, el CBD no presenta efectos psicoactivos porque sus estructuras moleculares están alineadas de forma diferente.

¿Es el CBD algo natural?

El CBD puede encontrarse en la planta de cannabis como un compuesto natural y actualmente está ganando más atención y reputación en varios mercados y áreas de investigación. Otras variedades de marihuana tienen mayores proporciones de THC en comparación con el CBD, que debe incluir menos del 0,2% de THC para ser legal en España y la UE. Además, el cáñamo pertenece a la familia de las semillas oleaginosas. Por lo tanto, el CBD extraído del aceite de la semilla de cáñamo es una rica fuente de proteínas, grasas y fibra que, en conjunto, proporcionan una fuente concentrada de energía.

¿Cuándo debo tomar los suplementos?

El objetivo principal de incluir suplementos en tu rutina es llenar el vacío nutricional que tu dieta habitual no proporciona y compensar las deficiencias de nutrientes esenciales en el organismo. Del mismo modo, las personas que se están recuperando de una lesión, un problema de salud o una intervención quirúrgica pueden necesitar aumentar su ingesta de nutrientes incorporando suplementos en dosis altas. Sin embargo, para alcanzar estos objetivos y obtener los beneficios necesarios, la ingesta de suplementos debe ser absorbida eficazmente por el organismo. Los procesos digestivos, por ejemplo, podrían agotar los nutrientes antes de que sean absorbidos por el organismo. En este sentido, también es esencial determinar el momento más eficaz para tomar los suplementos. La toma de ciertos suplementos podría funcionar mejor con el estómago vacío, mientras que otros después de una comida, por ejemplo. En general, tomarlos según las indicaciones y recomendaciones de la etiqueta del producto es una práctica segura. Además, las consultas con un asesor médico pueden ayudar a establecer una rutina y una dosis adecuada para su ingesta, especialmente si estás tomando medicamentos o tienes una condición de salud preexistente.

¿Por qué necesitamos suplementos?

Hay estudios que demuestran que la asociación entre la alimentación y el funcionamiento del cerebro es fundamental. Esto se debe a que los nutrientes ayudan a combatir las condiciones de salud mental, como la depresión, el estrés y los cambios de humor. Por lo tanto, los beneficios de los suplementos están muy extendidos y pueden satisfacer tanto las necesidades físicas como las mentales. Algunas personas pueden tener carencias nutricionales debido a su estilo de vida, por ejemplo, hábitos alimentarios poco saludables, planes dietéticos no científicos, dietas veganas o aquellos que son alérgicos a ciertos grupos de alimentos. Por ello, tomar suplementos puede ser beneficioso en estos casos. La edad y el sexo también son factores que contribuyen a incorporar suplementos a la dieta. Porque a medida que se envejece, la absorción se ralentiza y se produce un desequilibrio nutricional. También hay diferencias en las necesidades nutricionales de hombres y mujeres. El aumento del uso de productos químicos nocivos y de pesticidas en las plantas afecta a la calidad de los alimentos y del suelo. Estas sustancias químicas dañan nuestro sistema inmunitario. La ingesta de vitaminas y minerales adicionales ayuda a reducir este daño y a reforzar nuestro sistema inmunitario.

¿Es seguro tomar CBD todos los días?

Teniendo en cuenta el perfil de seguridad del CBD, no hay constancia de efectos adversos por incorporar el CBD a tu rutina diaria. Si eres principiante, empezar con una dosis baja y aumentar gradualmente es siempre la ruta más segura. Luego puedes moderar tu dosis según sea necesario, de acuerdo con la respuesta de tu cuerpo. Una vez que empieces a usar el CBD, observa los cambios e intenta encontrar respuestas a estas dos preguntas:

  • ¿Qué formas de CBD funcionan mejor para mí y mi estilo de vida?
  • ¿Qué dosis de CBD es capaz de absorber o tolerar mi cuerpo cada día?

Si eliges tomar suplementos de CBD en forma de líquidos multivitamínicos, entonces puedes, si es necesario, modificar tu dosis en consecuencia, una vez que hayas terminado tu primera botella, pero cualquier aumento en la dosis debe ser discutido con un médico. Los suplementos para llevar contigo donde vayas, como la goma de mascar con CBD, pueden adaptarse fácilmente a tu rutina diaria. Ten en cuenta que las deficiencias vitamínicas pueden provocar enfermedades crónicas, por lo que es esencial mantener una ingesta equilibrada de multivitaminas y aunque los los suplementos pueden considerarse un complemento de una comida sana, nada puede compararse a una dieta nutritiva equilibrada, un estilo de vida activo y un estado de ánimo feliz.

¿Qué suplemento es el adecuado para mí?

El mercado actual está inundado de suplementos. Por eso, elegir el producto adecuado puede ser un proceso abrumador. Por lo tanto, cuando se trata de tomar suplementos, adoptar un enfoque personalizado podría proporcionar más beneficios. Puede ser útil trazar un mapa de tus hábitos de vida y actividades diarias actuales, para analizar tu dieta, tus rutinas de fitness, tus compromisos laborales y establecer cualquier influencia causada por problemas de salud o lesiones específicas. No olvides incluir las deficiencias generales y las relacionadas con la salud de tu piel, los problemas de sueño, las alergias, la inmunidad, la caída del cabello, el apetito, los niveles de energía y la salud ósea. Puedes añadir más a la lista si es necesario. Ahora, con esta información esbozada, es fácil establecer tus objetivos de salud y este enfoque personalizado es tu kit de herramientas para lograr una buena salud. Las Immunity Drops, los líquidos multivitamínicos de CBD y la goma de mascar de CBD son la gama de productos de CBD de la categoría de suplementos entre los que puedes elegir. Si tienes más preguntas sobre el tema de los suplementos de CBD, nuestro equipo de atención al cliente estará encantado de ayudarte con todas tus dudas por teléfono, chat o correo electrónico.

Seguridad y efectos secundarios

Los productos de CBD tienen un buen perfil de seguridad en general. Cuando tomes suplementos de CBD, toma tu dosis según las indicaciones. Si estás tomando algún otro medicamento, asegúrate de comprobar las posibles interacciones con el CBD. Una sobredosis de suplementos, según el caso, puede causar náuseas, diarrea o calambres estomacales. En tal situación, deja de tomar el producto y consulta a tu médico.

¿Necesitas ayuda?

Nuestro equipo de atención al cliente estará encantado de ayudarte.

Suscríbete a nuestro boletín

Suscríbete y ahorra un 12% en tu próximo pedido