Cómo calmé mi mente con la meditación y el CBD

Si navegas en la web sobre los beneficios de la meditación, te abrumarás instantáneamente con la información que tienes a tu alcance. Podrías ver entre 7 y 23 tipos diferentes de técnicas de prácticas de meditación. ¡¿Suena eso como una gran tarea?!

Crédito de la foto: Gerd Altmann

En este blog, me gustaría compartir contigo cómo empecé a meditar, y cómo el CBD ayuda a aumentar mi entusiasmo para calmarme.

Al principio, establecer un objetivo realista sería muy útil. Escribe lo que quieres lograr con la práctica de la meditación. Mantenlo en un máximo de dos, incluso un solo objetivo sería súper genial, para empezar.

Crédito de la foto: StockSnap

Déjame compartir contigo cómo empecé con una rutina de meditación. Mi objetivo era calmar mis emociones. A menudo eran muy impulsivas. Sentí que me estaba convirtiendo en una persona sensible. Me tomaba sólo unos segundos para derrumbarme, reírme con alegría, enojarme o sentir lástima. Por lo tanto, quería calmarme y tomar el control completo de esta naturaleza turbulenta de mis emociones.

Pasé las siguientes dos semanas leyendo y descargando algunas grandes lecturas sobre meditación de Internet, escuchando podcasts de grandes filósofos y técnicas antiguas de prácticas de meditación, horas de audio y música para la meditación, compra de accesorios incluyendo, alfombras, ropa blanca, velas perfumadas, etc, etc….una vez más un exceso de gasto récord en los presupuestos. ¡¿No te he dicho que soy una compradora compulsiva?!

  • Oferta de bienvenida
  • En Nordic Oil, actualmente estamos dando la bienvenida a nuevos clientes con un descuento para clientes nuevos del 12%.
  • Utilice el código de cupón "12NORDIC" y obtenga un 12% de descuento

¡Todo estaba listo! Marqué un día para empezar. Tenía en mente todas las notas e información que había reunido al navegar por el mundo del internet. Con ganas de utilizar todos mis materiales recién comprados, en una buena mañana, puse manos a la obra. Escuché música, encendí las velas y me senté en una postura cómoda en mi nuevo tapete. “¡¿Qué ventaja?!” Me dije a mí misma. En los siguientes minutos, entré en un sueño profundo.

Estaba silenciosamente decepcionada por haber dormido en mi primer día de práctica de meditación. Me motivé, pensé que estaría bien en un par de días, pero seguí haciendo lo mismo todos los días. Empezaba enérgicamente pero terminaba durmiendo.

¡Perdí la esperanza en mí misma! Me consideré no apta para la meditación y renuncié.

Crédito de la foto: S.Hermann & F.Richter

Este es el mensaje que deseo compartir contigo. ¡Supongo que me he preparado demasiado! Hazlo simple. No quiero que cometas los mismos errores que yo.

¡Manténgalo simple, amigo!

La meditación en palabras simples es un “estado” de la mente con un enfoque consciente. Y este enfoque puede ser en cualquier cosa. Podría ser sólo tu respiración. Alcanzar este estado mental requiere primero un cuerpo y una mente estables. Un cuerpo que esté absolutamente relajado y tranquilo, una mente tranquila, sin preocupaciones, sin ocupaciones previas o posteriores, libre de distracciones.

Es un “arte” de tomar el control absoluto de tu mente, asignándole el permanecer de la manera que quieras, y no dejarla vagar o ir a la deriva sin rumbo.

¿Qué se necesita para alcanzar este estado mental?

Debemos entender que somos la mente, el cuerpo y el alma. Cada uno de ellos necesita ser manejado de manera diferente para alcanzar y mantener una perfecta sincronización entre ellos.

La mente, de hecho, es un poco más compleja de controlar. Por lo tanto, tenemos que manejarla con mucha cautela.

El dualismo mente-cuerpo

La filosofía india, budista y occidental hablan del dualismo de la mente y el cuerpo y comparten muchas similitudes en los pensamientos. De acuerdo con la Enciclopedia de Ciencia y Religión.

En sus teorías de mente y cuerpo, afirma que “El dualismo, o dualismo mente-cuerpo, es la teoría de que tanto las mentes como los cerebros existen, y ninguna mente es un cerebro y ningún cerebro es una mente, ni una mente es ninguna parte de un cerebro o un cerebro es ninguna parte de una mente”.

En este artículo se citan filósofos occidentales como Pitágoras (c.569-475 a.c.e), Platón (c.427-347 a.c.e) y Aristóteles (384-322 a.c.e) que eran dualistas mente-cuerpo y creían firmemente en esta doctrina sobre la existencia de la mente como parte no física de una persona.

El cuerpo y el CBD

Habiendo entendido las complejidades de la mente, es más fácil para nosotros tomar primero el control de nuestro cuerpo. Comprendí que la clave es la relajación absoluta del cuerpo, y necesitaba mejorar la configuración de mi cuerpo, que se había acostumbrado a funcionar con capacidades infrautilizadas. El mejor método posible que pensé que funcionaría en mí fue el CBD.

El impacto del CBD en el sistema endocannabinoide es bastante aceptado, pero se habla menos de lo que debería. Pero la conciencia sobre el CBD y el bienestar está aumentando. Según el informe de A.T. Kearney de 2019 sobre el Estudio de Mercado del CBD, los minoristas tienen un papel importante en la comprensión de los consumidores de los productos del CBD derivados del cáñamo.

Según un estudio realizado en 2015 sobre la neuroterapéutica, el CBD tiene un potencial considerable como tratamiento de múltiples trastornos de ansiedad, y es necesario seguir estudiando los efectos crónicos y terapéuticos en las poblaciones clínicas pertinentes.

Los cannabinoides presentes en el CBD reaccionan con el sistema endocannabinoide del cuerpo humano conectándose a receptores que ayudan a mejorar el sueño, reducir la inflamación y las enfermedades autoinmunes.

En esta etapa, se necesita un leve empujón que puede empujar a seguir adelante y mantenerlo de la manera en que se está tratando de lograr no sólo una mejor salud mental y física, sino el bienestar general. Aquí es donde el CBD entra en acción. Una dosis correcta, para empezar, puede llevarte a un largo camino para calmarte. Varios estudios informan unánimemente sobre los beneficios del CBD.

El autor del libro “Envejecer con bipolaridad”, George Hoffman, comparte sus ideas sobre el CBD, como un medio para aliviar el estrés.

Por lo tanto, cuando el cuerpo se calma, es más fácil para nosotros calmar la mente también. Tu rutina de meditación también se establecería.

Así es como el CBD me ayudó en mi práctica de meditación.

En resumen

No intentes aprender las formas complicadas de la meditación al principio. La atención es la clave, sólo concéntrate en tu respiración. La forma en que entra y sale, los sonidos más sutiles que puede hacer dentro de ti, siente esta respiración. Experiméntala completamente, trata de conectarte con ella y observa tu respiración durante la meditación.

Empieza con 7 minutos al principio. Durante siete minutos completos, sólo mantente atento a tu respiración. Trata de mantenerte enfocado para observar cómo respiras. Después de la meditación, todo el día, ya sea que trabajes, camines, comas o hagas alguna actividad, trata de mantener la conexión con tu respiración. Sólo esta práctica por sí sola transformaría tu forma de pensar y trabajar.

Y como dije, no olvides incluir el CBD en tu rutina de bienestar. ¡Justo como lo hice yo!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *