Cuándo debe tomar vitamina D3: Una guía

Actualizado:
Cuándo debe tomar vitamina D3: Una guía

Introducción a la vitamina D3

La vitamina D3, conocida también como colecalciferol, es una vitamina esencial para el cuerpo humano. Tiene diversas funciones, que incluyen la regulación del metabolismo del calcio y el fósforo, fundamentales para la salud ósea. Sin embargo, saber cuándo y cómo tomarla es esencial en su efectividad.

¿Cuándo tomar vitamina D3?

La vitamina D3, por ser liposoluble, tiene que ser tomada con alimentos o después de alguna comida. De hecho, algunos estudios indican que tomarla con el alimento más abundante del día puede asegurar una mejor absorción. Esta comida, sin embargo, debe contener ciertas cantidades de grasa. .

¿A qué hora debo tomar la vitamina D3?

Como la vitamina D3, junto con otras vitaminas liposolubles como la A, E y K, se debe ingerir preferentemente con las comidas. Esto es porque las comidas generalmente contienen algunas grasas, que facilitan al cuerpo la absorción de estas vitaminas a través de la grasas de los alimentos.

¿Qué no se debe tomar junto con la vitamina D?

Tomar magnesio junto con vitamina D3 puede optimizar el efecto de esta vitamina. Esto es porque el magnesio juega un papel crucial en la activación de la vitamina D3, ayudando al cuerpo a convertir la vitamina D en su forma activa. No obstante, una carencia de magnesio puede afectar la función de la vitamina D. Para más información sobre este tema, puede leer aquí.

¿Debo tomar vitamina D3 todos los días?

La Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA) recomienda una ingesta diaria total de 100 µg (4000 UI) para los adultos, considerándola segura. Incluso, la American Endocrine Society considera segura una ingesta de hasta 250 µg o 10000 UI de vitamina D3 al día para adultos sanos. Acá puedes encontrar más información al respecto sobre la dosificación de vitamina D3.

¿Cuándo no se debe tomar vitamina D?

Tomar en exceso vitamina D puede culminar en una condición llamada hipercalcemia, que es un incremento de los niveles de calcio en el cuerpo. Esto puede ocasionar, en grados de gravedad distintas, náuseas, pérdida del apetito, calambres abdominales, vómitos, daño renal, arritmia cardiaca, pérdida de conocimiento y, en su forma más grave, la muerte. Para más detalles sobre este tema puedes consultar sobre la sobredosis de vitamina D3.

Conclusión

La vitamina D3 es un elemento importante para nuestra salud, pero, al igual que otros nutrientes, debe consumirse de manera responsable, conociendo la forma correcta, el horario y la cantidad a tomar. Ante cualquier duda, es recomendable acudir a un profesional de salud.

Regresar al blog
Artículo anterior

Artículo siguiente

Descargo de responsabilidad: La información contenida en este artículo ha sido recopilada de buena fe y sólo tiene fines informativos. No sustituye al consejo, diagnóstico o tratamiento médico profesional. Consulte siempre a su médico o a otro profesional sanitario cualificado si tiene alguna duda sobre su estado de salud.