Cómo manejar la displasia de codo en perros

Un perro rubio le da la mano a un hombre en un banco.

La displasia de codo es una enfermedad común en los perros. Se produce cuando los huesos de la articulación del codo no se conectan bien. Esto provoca dolor en el codo. Exploremos los síntomas de la enfermedad y los métodos de tratamiento adecuados para tratar esta enfermedad.

Signos y síntomas comunes de la displasia de codo en perros

Algunos de los síntomas con los que se manifiesta esta condición:

  • Cojera y rigidez en sus extremidades
  • Poco entusiasmo por jugar o pasear
  • Las patas delanteras del perro apuntan hacia fuera y los codos parecen estar en un ángulo anormal
  • Los codos parecen hinchados y abultados
  • Codos demasiado apretados contra el cuerpo
  • Los perros afectados tienen dificultades para levantarse y apoyar el cuerpo con el codo

A menudo, los propietarios de perros descartan rápidamente la displasia de codo y la confunden con un traumatismo o una lesión temporal, por lo que no se diagnostica hasta una fase posterior.

Debes buscar rápidamente la ayuda del veterinario de tu perro para un tratamiento adecuado. Identificar que hay un problema articular es siempre un paso más para poder solucionarlo.

Causas de la displasia de codo

La articulación del codo de los perros consta de tres huesos principales: el radio, el cúbito y el húmero. Si estos tienen una disfunción, el codo de un perro se verá enormemente afectado.

La displasia de codo también puede producirse debido a un traumatismo causado en la extremidad, a la vejez o a la genética. Algunas razas de perros son más propensas a esta condición que otras.

Las afecciones preexistentes, como la enfermedad del compartimento medial, la fragmentación de la apófisis coronoides medial y la incongruencia del codo, pueden causar displasia de codo en tu mascota:

  • Proceso ancóneo no unido: Suele ser hereditario y se refiere a cuando la placa ósea del codo se cierra incorrectamente. Provoca una irritación de la articulación que afecta a la marcha del perro. Si no se trata, puede manifestarse en una displasia de codo.
  • Osteocondritis disecante: En este caso, el cartílago de la articulación del codo del perro se suelta de la articulación y provoca inflamación y molestias. Se trata de un desarrollo anormal, que se observa principalmente en las razas grandes, causado por la genética, el crecimiento rápido, los traumatismos, la falta de flujo sanguíneo y el consumo de altas cantidades de calcio.
  • Incongruencia del codo: Algunos perros tienen estructuras óseas imperfectas en la articulación del codo. El cartílago del perro se desgasta y causa molestias al caminar.
  • Proceso Coronoide Fragmentado: Sucede cuando los perros se rompen los huesos internos de la articulación del codo. Esto irrita el revestimiento de la articulación y desgasta el cartílago. Tu mascota desarrollará molestias y experimentará dificultades para caminar.

Razas caninas más vulnerables a la displasia de codo

Aunque todos los perros pueden padecer displasia de codo, algunas razas pueden ser más vulnerables que otras. La enfermedad afecta principalmente a los perros de razas grandes. Adelante encontrarás algunos ejemplos:

  • Gran Danés
  • Golden retriever
  • Rottweilers
  • Bassett Hounds
  • Labradores
  • Pastores alemanes
  • Bernés de la Montaña

No obstante, es necesario comprender que esta afección no está limitada a alguna raza específica. También puede afectar a las razas de animales más pequeños. Lleva a tus perros al veterinario cuando notes cualquier síntoma o signo.

¿Cómo se diagnostica la displasia de codo?

Además de los síntomas, ¿cómo puede saber el veterinario que tu perro tiene displasia de codo? La cojera de las extremidades anteriores y del codo y la dificultad para caminar pueden ser signos de otras enfermedades en los perros. A continuación te explicamos algunas formas de comprobar si un perro tiene displasia de codo.

Análisis físico de la marcha

El veterinario evaluará físicamente el codo del perro y comprobará si hay alguna molestia en la zona. Puede aplicar presión sobre las articulaciones para comprobar si hay algún problema. A continuación, el veterinario mueve la articulación del codo en todo su recorrido. Si el animal muestra algún signo de molestia en el codo, el veterinario tendrá que examinar la radiografía.

Radiografía o TAC ortopédico

Aunque el dolor y las molestias en el codo son un gran signo de displasia, pueden ser engañosos en algunos puntos. Por ello, el veterinario realizará una tomografía computarizada del codo o una radiografía para evaluar mejor el codo de tu perro. Si el escáner muestra una apófisis coronoides fragmentada, osteofitos en la cresta ancónea u osteotomía humeral deslizante, en ese caso tu perro puede estar sufriendo una displasia de codo.

Las mejores técnicas para tratar a la displasia de codo en perros

Hay varias formas de tratar a los perros que padecen displasia de codo. Esto puede variar en función del estado de tu perro, su peso y otros aspectos individuales. Veamos algunas opciones.

Controlar el peso del perro

Si tu mascota es obeso o tiene sobrepeso, esto podría ser un problema que aporta a la dispasia. Debes controlar el peso de tu perro, y para esto debes seguir una dieta canina adecuada. Tu veterinario puede aconsejarte un plan de tratamiento personalizado sobre cómo controlar el peso de tu perro.

Utilizar medicamentos antiinflamatorios (recetados por el veterinario)

En la consulta del veterinario, tu perro será sometido a algunas evaluaciones físicas y radiográficas para determinar el alcance de la displasia de codo. A continuación, el veterinario puede administrarle medicamentos antiinflamatorios para aliviar el dolor y reconfortar su codo. Asegúrate de administrar los medicamentos en el tiempo requerido; no dejes de hacerlo hasta completar la dosis.

IMPORTANTE: Nunca le des a tu perro ningún analgésico sin consultar antes con un veterinario, especialmente si está destinado a uso humano. Lee sobre los peligros de dar analgésicos para humanos a perros aquí.

Practicar ejercicio controlado

Los animales necesitan hacer ejercicio con regularidad, al igual que nosotros. Puedes empezar realizando actividades controladas como paseos cronometrados, saltos, derrapes y persecuciones para fortalecer el codo. Empieza con poco a medida que vayas avanzando hacia los ejercicios extendidos, especialmente en el codo. Si notas algún cambio, habla con el veterinario y determina la mejor solución

perro jugando con pelota

Descanso

¿Tu perro es muy activo? Tal vez sea el momento de dejar descansar sus extremidades y su codo. Si parece que le duele mucho su codo y notas demasiadas molestias al caminar, debes dejar que descanse durante unos días. Si nada cambia en la zona de las articulaciones, visita lo antes posible al veterinario.

Prótesis de codo para perros

En el peor de los casos, el veterinario recomendará hacer una cirugía. Después de uno o dos meses podrá caminar cómodamente antes de correr.

Fisioterapia e hidroterapia

Estas son dos actividades principales que pueden ayudar con el dolor del codo de tu perro. La hidroterapia utiliza la resistencia y la consistencia del agua para ayudarlo a mover su articulación lesionada. Por otro lado, la fisioterapia es cuando el canino realiza actividades físicas para mejorar el estado de su codo. Tu veterinario seguramente podrá recomendarle buenos terapeutas.

hund svømning

Suministrar suplementos para las articulaciones

Los suplementos que contienen ácidos grasos omega 3 y 6 pueden ayudar a combatir la inflamación y contribuir a una recuperación más rápida.

cbd olie til hunde

Conclusión

La displasia de codo es una enfermedad tratable y manejable. Lo que hay que hacer es identificarla a tiempo y hablar con tu veterinario. Si notas algún síntoma de displasia de codo, debes acudir rápidamente a un veterinario para que lo revise. Recuerda que la displasia de codo puede ser un signo de diferentes afecciones de la articulación del codo de tu mascota.

Regresar al blog