Qué probióticos ayudan con la cistitis: guía

Actualizado:
Qué probióticos ayudan con la cistitis: guía

Se ha demostrado que el papel de los probióticos para una flora intestinal sana es clave en la prevención y el tratamiento de las infecciones de vejiga. Pero, ¿qué probióticos son los más eficaces contra las infecciones de vejiga y por qué? Despejemos la niebla y echemos un vistazo más de cerca.

La importancia de los lactobacilos en las infecciones de vejiga

Algunas cepas probióticas de lactobacilos son de vital importancia para prevenir la cistitis y evitar las recaídas. Además de estos probióticos, ciertas plantas medicinales pueden utilizarse en el tratamiento. Se ha demostrado, por ejemplo, que el arándano, el ortosifón y la hierba de San Juan pequeña poseen propiedades antibacterianas y pueden ser útiles en el tratamiento de la cistitis.

¿Qué bacterias intestinales causan infecciones de vejiga?

Curiosamente, la bacteria Escherichia coli, conocida comúnmente como E. coli, es responsable de alrededor del 80 por ciento de todas las infecciones de vejiga. Estos gérmenes pertenecen a la flora intestinal natural y pueden pasar del ano a la uretra.

¿Qué bacterias lácticas causan infecciones de vejiga?

Para prevenir las infecciones de vejiga, a veces se utilizan tratamientos con ácido láctico. Al reducir el nivel de pH en la vagina, estos tratamientos evitan, por un lado, que los gérmenes patógenos se multipliquen y, por otro, fortalecen la flora vaginal al mismo tiempo.

¿Qué probióticos son buenos para la vejiga?

Los probióticos, en particular las bacterias lácticas, que se pueden encontrar en alimentos como el kefir, el jugo de chucrut o como suplemento en la farmacia, y los prebióticos (fibra), pueden ayudar a la flora intestinal y al sistema inmunológico. Son especialmente útiles cuando la flora intestinal ha sido dañada por la toma de antibióticos.

¿Cómo eliminar las bacterias en la vejiga?

La ingesta suficiente de líquidos y la micción frecuente son cruciales para limpiar las bacterias de la vejiga. También es útil el uso de tés renales o de vejiga, de los cuales se recomienda beber aproximadamente 2-3 litros al día.

Conclusión

No se puede ignorar la importante función que los probióticos desempeñan en la salud de la flora intestinal y la prevención y tratamiento de las infecciones de vejiga. Pero también es importante conocer qué bacterias causan la infección y cómo combatirlas eficazmente. Con la información y las opciones de tratamiento adecuadas, las infecciones de vejiga pueden ser eficazmente abordadas.

Regresar al blog
Artículo anterior

Artículo siguiente