¿Qué probióticos pueden ayudar con la dermatitis atópica?

Actualizado:
¿Qué probióticos pueden ayudar con la dermatitis atópica?

Los probióticos son microorganismos vivos que, cuando se consumen en cantidades suficientes, pueden mejorar la salud de su huésped. Estas minúsculas bacterias y levaduras beneficiosas pueden tener una variedad de efectos positivos en nuestra salud, incluyendo la salud de nuestra piel. En este artículo, exploraremos qué probióticos pueden desempeñar un papel en el tratamiento de la dermatitis atópica y cómo funcionan.

¿Qué papel desempeñan los probióticos en el tratamiento de la dermatitis atópica?

Los probióticos, en particular la cepa Lactobacillus rhamnosus LB21 y Lactobacillus rhamnosus SP 1, podrían ser una opción efectiva para el tratamiento de la dermatitis atópica. Varios estudios clínicos han demostrado que la aplicación tópica de estas dos cepas de probióticos puede aliviar eficazmente la dermatitis atópica en adultos afectados.

¿Qué probióticos son buenos para la piel?

Varios estudios han demostrado que determinadas cepas bacterianas pueden tener un efecto positivo en nuestro microbioma cutáneo. En particular, las cepas Lactobacillus acidophilus W22, W37 y W55 y Bifidobacterium bifidum W23 parecen prometedoras para fortalecer la salud de la piel.

¿Qué bacterias intestinales están ausentes en casos de dermatitis atópica?

La dermatitis atópica suele asociarse a un desequilibrio de la microbiota cutánea, con una disminución del número de Bifidobacterias y Lactobacilos benéficos para la piel. Esto permite la propagación de tipos nocivos de bacterias, como el Staphylococcus aureus, que pueden causar problemas cutáneos.

¿Qué probióticos son recomendables para el eczema?

Los tratamientos probióticos también pueden ser útiles en enfermedades cutáneas como el eczema seborreico. Tanto la aplicación tópica (con el extracto no vivo de la bacteria Vitreoscila filiformis) como el consumo de un probiótico oral (Lactobacillus paracasei) han demostrado mejorar los síntomas en los estudios, incluida una reducción del enrojecimiento y la inflamación.

Conclusión

Los probióticos pueden ser una manera efectiva de tratar y prevenir ciertas enfermedades de la piel, como la dermatitis atópica. Fomentan el equilibrio de bacterias beneficiosas en la piel y la protegen contra bacterias dañinas. Sin embargo, es importante tener en cuenta que no todos los probióticos son iguales y que los efectos pueden variar de una cepa bacteriana a otra. Siempre se debe consultar con un dermatólogo o un especialista antes de empezar a tomar probióticos.

Regresar al blog
Artículo anterior

Artículo siguiente

Descargo de responsabilidad: La información contenida en este artículo ha sido recopilada de buena fe y sólo tiene fines informativos. No sustituye al consejo, diagnóstico o tratamiento médico profesional. Consulte siempre a su médico o a otro profesional sanitario cualificado si tiene alguna duda sobre su estado de salud.